Parásitos en perros, un peligro diminuto - Datos de interés

Parásitos en perros, un peligro diminuto - Datos de interés

Tener conocimiento de las pequeñas cosas o situaciones que afectan a nuestra mascota es importante, y más si es algo que puede afectar su salud o calidad de vida. Existen diferentes plagas y parásitos en perros y saber sobre ello nos ofrece la ventaja de tomar una rápida acción en contra de esto para una posible y pronta solución. En este artículo te hablaremos de los parásitos externos en perros o pequeños huéspedes que habitan en nuestra mascota, las afectan y por muy sorprendente que se lea, se alimentan de ellas.

Esta cuestión podría considerarse un problema común que llega a la clínica veterinaria desde años atrás, cada día hay evidencia de casos de perros que sufren esta molesta e incómoda situación, además de las diversas patologías que pueden transmitir estos diminutos animales tanto a nuestras mascotas, como a nosotros. “De hecho, las enfermedades vectoriales son las responsables del 17%  de todas las enfermedades infecciosas entre personas en el mundo” (WHO, World Health Organization, 2004)

Los parásitos en perros se alojan en las distintas capas de la piel del animal que parasitan, Los ectoparásitos o parásitos externos incluyen a las garrapatas, ácaros e insectos como pulgas, piojos, mosquitos y moscas. Las lesiones que ocasionan pueden tener diversa gravedad, todas estas pueden llegar a ser portadores de patógenos capaces de producir enfermedades, algunas de ellas transmisibles a las personas.

 

¿QUÉ SON LOS ECTOPARÁSITOS?

Los parásitos en perros son unos pequeños animales indeseados que habitan entre la piel de nuestras mascotas y subsisten gracias a ellas; se alimentan de descamaciones cutáneas o de la misma sangre y desarrollan parte de su ciclo dentro del cuerpo de nuestro animal. Además, pueden llegar a afectar a tu mascota con enfermedades como las Parasitosis externa que se dan con frecuencia.

Parasitosis: Esta es una enfermedad parasitaria o enfermedad infecciosa causada por protozoos, vermes o artrópodos y se clasifican como internas y externas, las dos por igual afectan la salud del huésped en el que habitan.

 

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES?

Los parásitos en perros son importantes porque:

  • Pueden provocar algunas lesiones cutáneas.
  • Pueden inducir una respuesta inmunopatológica.
  • Pueden transmitir agentes patógenos.
  • Pueden ser zoonóticos o transmitir infecciones zoonóticos, es decir, pueden transmitir la enfermedad a los humanos.
  • Pueden interferir con los lazos entre humanos y animales, su control forma parte del mantenimiento de la salud de los animales de compañía.
  • Contaminan el hogar y el ambiente, causando re infestaciones al cabo del tiempo.
  • Pueden infectar y contagiar a otras mascotas.

 Parásitos en perros

 

HABLEMOS DE PULGAS

Las pulgas son insectos sin alas, aplanados lateralmente, chupadores de sangre en su fase adulta y que parasitan aves y mamíferos. Son bastante frecuentes en perros y gatos y son poco específicos en cuanto al hospedador que parasitan por lo que pueden incluso llegar a picar a las personas. Los huevos y las formas inmaduras de las pulgas se encuentran en el medio ambiente cerca del animal por lo que se alojan cerca a los adultos. Los puedes encontrar en el suelo, cama, pasto, alfombras, sillones, entre otros. Se alimentan de materia orgánica del medio, descamaciones de la piel y demás.

 

¿Qué producen?:  La picadura de pulga produce en los animales de compañía picazón, sobre todo en animales alérgicos a la picadura, y si la infestación es muy elevada puede producir también anemia. Si un animal infestado no recibe tratamiento se convierte en fuente de contagio para otros animales y para las personas cercanas. Además, La DAPP (la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas) es el proceso cutáneo de origen alérgico más común en el perro y el gato. Se trata de una reacción de hipersensibilidad inducida por las partes proteicas más antigénicas de la saliva de la pulga, inoculadas en el animal en el momento de la picadura.

 

GARRAPATAS:

Estos animales se alimentan de la sangre de los perros y lo que hacen es que succionan luego que le pican, llegando así a tener un tamaño bastante considerable; aunque hay algunas que son más pequeñas. Se pueden llegar a localizar debajo de la boca de tu mascota, orejas, cuello y patas, aunque también en otras partes, realmente pueden llegar a ocupar gran extensión del cuerpo de tu perro. Cuando se eliminan hay que ser precavidos, es muy importante cerciorarse de que no quede ninguna parte del parásito dentro de la piel del perro; esto podría traer consecuencias. Su ciclo de vida principalmente dura y se realiza durante la primavera y el verano, pero puede tener mayor duración si las condiciones en las que se encuentran son adecuadas.

¿Qué producen?:

  • Fiebre.
  • Erliquiosis canina
  • Enfermedad de Lyme.
  • Anaplasmosis.
  • Babesiosis.
  • Fiebre de las montañas rocosas.

 

PIÓJOS:

Los piojos son insectos sin alas aplanados, son visibles y además molestos. Es más frecuente en animales viejos, jóvenes, descuidados y desnutridos y son muy específicos a la hora de elegir quién será su hospedador. Los piojos masticadores se alimentan de restos epiteliales. Las hembras ponen huevos llamados liendres que quedan adheridos en los pelos. La infestación se diagnostica mediante inspección y detección de los piojos o las liendres entre los pelos.

¿Qué producen?: Producen enfermedades que suelen ser problemas de dermatitis en la piel; si ves que se rasca mucho y tiene la piel roja, puede ser por la presencia de piojo.

 

ÁCAROS:

Los ácaros son organismos microscópicos, que pueden parasitar la piel del animal por lo que son bastante peligrosos, ya que infectan la piel de los perros afectando muchas zonas de sus cuerpos, en especial la barriga, patas y orejas. Las infestaciones por ácaros pueden causar una considerable irritación cutánea en el animal y pueden además dar lugar a lesiones y a infecciones bacterianas secundarias como consecuencia del rascado

¿Qué producen?: Pueden producir tres tipos de sarna canina:

 

  1. Sarcóptica: Es el tipo de sarna más frecuente y es causada por un ácaro llamado Sarcoptes scabiei. Esta sarna causa una picazón intensa y afecta dramáticamente la calidad de vida del perro que la sufre; si no es tratada puede conducir a graves problemas a. Es una condición curable pero también es muy contagiosa e incluso puede transmitirse a los humanos de salud e infecciones bacterianas si no es tratada; es una condición tratable, y si se descuida puede trasmitirse al ser humano.
  2. Dermodécica: Esta sarna es causada por un ácaro llamado Demodex, y comúnmente se transmiten de las perras y las gatas madres a sus cachorros durante la lactancia y se convierten en habitantes normales de los folículos pilosos. Los animales con sarna dermodécica generalizada pierden el pelo en áreas extensas del cuerpo, la piel expuesta es roja y escamosa y con frecuencia hay comezón; produce lesiones muy graves pero si se diagnostica a tiempo se cura con facilidad.
  3. Sarna Otodéctica: Estos ácaros son llamados Otodectes cynotis y cuando hablamos de ellos estamos claros en que definitivamente afectan al conducto auditivo. Son pequeños parásitosprácticamente microscópicos que se observan como manchas blancas del tamaño aproximado de la cabeza de un alfiler; todos los perros son susceptibles a ellos en especial los cachorros.

 

Te das cuenta cuando presentan:

  • Intensa picazón
  • Un rascado continuo
  • Sacudidas y movimientos bruscos de la cabeza, en la mayoría de los casos por piquiña.
  • Secreción auditiva de color marrón oscuro.
  • Mal olor por infección secundaria.
  • Sangrado auditivo por rotura de pequeños vasos sanguíneos, en casos graves por supuesto.
  • Orejas rojas y con costras.
  • Malestar general e inquietud.

 

 Parásitos en perros

¿CÓMO PREVENIRLO LOS PARÁSITOS EN PERROS?

La clave para prevenirlo, controlar y proteger a nuestra mascota de estos molestos parásitos en perros, es utilizar los diversos antiparasitarios que existen en el mercado de manera correcta y constante durante los periodos de tiempo específicos y requeridos, siguiendo también las instrucciones del producto a utilizar. Este debe ser de amplio espectro, debes elegir un producto que perdure y sea eficaz frente a los parásitos más habituales. Además, un buen tip es realizar una fumigación en el entorno, para así erradicar cualquier infestación que haya en el lugar donde habitamos, asegurándote de que sea apto y no le haga ningún daño a tu mascota, asesórate con alguien que sepa del tema.

Te recomendamos algunos productos:

 

De todo lo anterior, se deduce que los parásitos en perros tanto internos como externos son unos animales que definitivamente nos inquietan, aunque son diminutos y aparentemente inofensivos, su función es causar daño, tanto a ti como a tu mascota. Han existido por miles de años y se encuentran en todos lados, no estamos completamente exentos de ellos y por eso es tan importante tener un control, para así evitar que tu perro o gato pase por una situación tan molesta y estresante como esta.

Recuerda que la única forma de prevenirlo y reducir la posibilidad de una infestación por ectoparásitos es aplicar periódicamente todos los tratamientos necesarios y diseñados exclusivamente para esta labor; si presentas un problema de estos debes acudir inmediatamente a tu veterinario, allí te recomendarán el mejor producto y atenderán las necesidades específicas que requiera tu mascota.

 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos:

Compartir: