¿Cómo cortarle las uñas a un gato?

Como cortar las uñas a un gato

Antes de contarte cómo cortar las uñas a un gato, te comentamos lo que es la amputación de sus garritas y por qué se hace…


En términos médicos se le llama una desungulación u oniquectomía el corte por completo de las uñas de los gatos mediante un procedimiento quirúrgico. Esta amputación para muchas familias puede ser un tema común y lo catalogan como un acto funcional, para otras es todo lo contrario, despierta en ellos sentimientos de compasión y mantienen un pensamiento firme en que esta acción no está bien, es cruel y no tiene ninguna utilidad lógica por lo que es completamente innecesario.


Es tanto el rechazo que este procedimiento es ilegal en países como Europa, Nueva Zelanda, Reino Unido, Israel, Australia y también en Brasil, lastimosamente aún se ven clínicas o veterinarios clandestinos que realizan estas cirugías sin importar esta condición legal que se ha implementado, de hecho, Estados Unidos es uno de los pioneros, y aunque hay algunos estados que están en proceso de prohibirlo aún siguen habiendo muchos casos.

Pero te preguntarás por qué lo hacen, por qué hay familias que optan por mutilar las garritas de sus gatos, la justificación es simple, lo hacen para así evitar que dañen los muebles, ropa, cortinas, o que durante el juego no rasguñen y hieran al humano, desconociendo por completo la razón por la cual naturalmente ellos utilizan las garras y los problemas que pueden generarla a un largo, mediano o corto plazo.

También te puede interesar: ¿Cómo elegir el mejor alimento para tu gato? Las mejores recomendaciones


¿PARA QUÉ LAS USAN?


Las uñas de los gatos son fundamentales e imprescindibles para el desarrollo de su vida diaria y aunque a medida que evolucionaron y se volvieron más caseros perdieron su utilidad original, aún sigue siendo beneficioso el hecho de conservarlas. Estas son algunas de sus utilidades:

  • Para estirarse: como habrás observado muchas veces, tu gato clava las uñas en una superficie y luego se estiran. Al estirar y sacar las uñas mueven los músculos de la parte superior del cuerpo.

 

  • Las usas para comunicarse, si algo no les gusta no dudarán en sacar las uñas, con esto pueden hacernos entender que es lo que está sucediendo con ellos y cuando debemos simplemente dejarlos quietos y no generarles ninguna otra molestia. Debes estar atento a cualquier cambio que haya sucedido en su rutina o en su hábitat y que pueda estar explicando ese comportamiento.

 

  • Utilizan las uñas como anclaje, para trepar y escabullirse; a ellos les encanta escalar y subirse a todos lados, ya te habrás dado cuenta, cuando menos piensas están subidos en el lugar menos esperado y sus uñas con las que le facilitan hacerlo. En la naturaleza normalmente escalarían con sus uñas para escaparse de algún depredador, para buscar comida en lugares altos, o simplemente para encontrar un lugar donde dormir.

 

  • Para excavar y cubrir sus deposiciones: como sabes, a diferencia del perro, los gatos buscan tapar sus excrementos, ya sea con tierra, arena o lo que contenga su caja sanitaria

 

  • Para defenderse: en su ambiente natural y salvaje sus uñas son más que fundamentales, con estas pueden lograr defenderse de sus depredadores o de simples animales que puedan llegar a atacarlos, por eso es tan importante enseñarlos a que en casa su uso no sea constante ya que mecánicamente es algo que hace parte de sus genes.

 

  • Para cazar, esto nos remonta en los tiempos en el que el gato era salvaje y requería cazar para sobrevivir, hoy en día el gato casero si mucho logrará cazar una mosca o algún insecto que ande por ahí cerca, sin embargo su instinto sigue innato en su cerebro. En el caso del gato casero se evidencia que desvían este instinto a un aspecto más interactivo como lo es el juego; ese peluche de ratón o esa cuerda con plumas son las perfectas víctimas a las que puedan incrustarle las uñas y así estimular este instinto, en el caso de los callejeros encontramos mayor utilidad, su instinto de caza está más activo así que utilizarán sus garras para atrapar sus presas vivas y comerlas después.

 

  • Las uñas de los gatos guardan relación con el equilibrio y movilidad del animal. También las usan para marcar territorio en los primeros meses de vida.

 

Como cortarle las uñas a un gato

¿LAS UÑAS COMO MÉTODO DE MARCAJE?

En los gatos el uso de las uñas como método de marcaje es un comportamiento normal y muy importante. Según etólogos es necesario y de carácter obligatorio permitirle al gato arañar (en una superficie adecuada) de lo contrario su bienestar se verá afectado con episodios de estrés, frustración, y seguramente conductas que podríamos asociar como anormales y de muy mal carácter. El marcaje con las uñas constituye una forma de comunicación muy importante entre los felinos, y sirve para dejar mensajes esenciales en la organización de sus territorios, sobre todo en hogares con varios gatos.
Es a partir de los tres o cuatro meses de edad cuando comienzan a desarrollar el marcado mediante las garras, no tanto para afilarlas, sino como para dejar señales olfativas mediante la secreción de unas glándulas en la base de los dedos.

Debes leer: Sobrepeso felino - ¿Tierno y peligroso? - Causas, tratamientos y recomendaciones


¿SE PERMITE O NO ESTA CIRUGÍA?


Hay situaciones en las que la amputación de sus garritas o sus dedos es necesaria, pero no te preocupes, se trata únicamente de una cuestión médica, existen emergencias veterinarias en las que este procedimiento se debe llevar a cabo, sin embargo, el médico veterinario encargado del caso de tu mascota determinará si es la mejor opción o existen otras alternativas para salvar sus deditos.

 

Cómo cortarle las uñas a un gato

 

CONSECUENCIAS


Cortar las uñas a un gato por completo implica por lo menos 10 amputaciones por separadas y muy dolorosas. El veterinario cortará su tercera falange de sus patitas, es decir, se tendría que remover el hueso que da soporte a la uña para que así estas nunca vuelva a crecer. Y el riesgo al dolor no es el único, pues el gato para poder pasar por este procedimiento deberá anestesiarse, y como toda cirugía, podría tener complicaciones como:

  • Reacción adversa a la anestesia
  • Gangrena, que puede conducir a la amputación del miembro
  • Infección y destrucción del tejido del pie
  • Hemorragia
  • Daño neurológico permanente
  • Dolor crónico
  • Reticencia a caminar
  • Formación de tejido cicatricial
  • Secuestro esplénico (astillas de hueso), lo que requiere una cirugía adicional
  • Trastornos de la piel
  • Se produce daño en los nervios, por lo que espolones óseos pueden aparecer en días, semanas o años después de esta cirugía, lo que lleva a otra cirugía y más sufrimiento.

 

Además, el post quirúrgico no es nada fácil, pues se trata de sus patas, miembros esenciales para realizar cualquier cosa por más mínima que sea; habrá consecuencias hasta para andar, cuando le falta el extremo de la garra, el gato se ve obligado a modificar su postura corporal y su forma de caminar, lo que a la larga podría ocasionarle lesiones o cojeras. La remoción de las garras también resulta en un debilitamiento gradual de los músculos de la pierna, hombro y espalda, y debido a la alteración del equilibrio causada por el procedimiento, los gatos sin garras tienen que volver a aprender a caminar, tanto como lo haría una persona después de perder sus dedos de los pies.


“Un estudio publicado en la Revista de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (JAVMA por sus siglas en inglés) reportó que de un grupo observado, el 33 por ciento de los gatos sin garras desarrolló al menos un problema de conducta y el 80 por ciento tenía más de una complicación médica”

 

¿QUÉ ALTERNATIVAS HAY?


Existen diferentes formas para evitar caer en la opción de la desungulación de tu gatito y así mismo evitar las molestias que te produce que tu mascota rasguñe ciertos espacios. Lo primordial es la educación e informarte sobre como cortar las uñas a un gato, si tienes la fortuna de tener a tu mejor amigo chiquito no hay mejor opción que la enseñanza, esta es la mejor etapa de aprendizaje, siendo cachorro le será más fácil todo.

  • Enséñale dónde puede arañar y dónde no y pon a su disposición rascadores verticales y horizontales y juguetes para que pueda arañar libremente; los rascadores o las estructuras de escalar son ideales para que el felino ponga en uso sus uñas. En el caso de las estructuras, les ofrece todas las opciones: trepar, enganchar y rascar.

 

  • Anticiparse al marcaje. Los gatos marcan sus espacios frotando el cuello o cara en las zonas escogidas, también rascando con sus uñas. En ambas partes el felino segrega un aceite con su olor. Un buen truco para anticiparse a esta forma de marcación consiste en frotar los muebles con un producto desagradable para el minino.

 

  • Prueba esparciendo Nepeta cataria, (hierba gatuna) Esta es la hierba favorita de los gatos, puedes esparcirla sobre el poste o lo que quieras que utilice para rascar. Una aplicación semanal para refrescar mantendrá al gato interesado, cuando haga uso de este prémialo, el incentivo servirá como estímulo positivo.

 

  • Cubre el mobiliario con algún protector, aunque no es la mejor opción pensando en lo estético puede funcionar.

 

  • Mantener sus uñas bien cortadas. Este sencillo hábito es muy práctico y fácil de poner en práctica; además de higiénico, ayuda a evitar los daños en el mobiliario. La práctica ideal para cortar las uñas a un gato, es acostumbrarlos al corte de uñas desde cachorros y hacerlo por lo menos cada 15 días

 

Cómo cortarle las uñas a un gato

 

¿CÓMO CORTAR LAS UÑAS A UN GATO?

  1. Busca un corta garras que se acomode a tus necesidades
  2. Presionar suavemente las almohadillas para que las uñas salgan.
  3. Utilizar un cortaúñas de punta redonda
  4. Cortar las puntas siempre evitando la zona rosa o sangrante de las uñas

 

Por todo lo anteriormente mencionado, queda claro que esta intervención no es una cuestión médica y estrictamente necesaria, quizá sea un simple capricho de querer adaptarlos a nuestro parecer y a nuestras comodidades dejando a un lado su naturaleza y para lo que fueron diseñados, existen diversas complicaciones y desventajas que dejan claro que nunca será la mejor opción.

Si no sabes qué hacer con las uñas de tu gatito y estas se están convirtiendo en un verdadero problema para ti y ni los consejos de internet te han funcionado, busca ayuda de un profesional, estos de indicaran la forma correcta de educarlo o de cómo manejar la situación, siempre opta por implementar lo que sea mejor para él.

 

También te puede interesar: Mi gato y las bolas de pelo - ¿Peligro invisible?

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos:

Compartir: