Cuestión de estilo de vida

Tu perro merece salir al mundo exterior, dar un paseo, salir a jugar, perseguir la pelota o jugar con otros perros, y esto tendrá su efecto positivo en la salud de sus patas. El roce regular de las uñas contra superficies ásperas mantiene las uñas cortas, saludables y resistentes al desgarre.

¿Qué debes tener en cuenta?

Cortar las uñas del perro es un procedimiento que debe ser  realizado con mucho cuidado para evitar accidentes. La uña está compuesta tanto por células muertas, como por células funcionales con terminaciones nerviosas, que debes evitar para no causar dolor ni sangrado. Esta división es fácil de identificar en uñas de color blanco, pero imposible de ver en perros de uñas negras. En este caso, lo mejor es que acudas a un profesional.

¿Cómo preparar a mi perro para el corte?

Cuando los perros no están acostumbrados, es normal que se pongan nerviosos, por esto es importante a que el ambiente esté lleno de tranquilidad, así el procedimiento va a ser mucho más fácil y no se convertirá en una experiencia traumática. Es importante inspeccionar cada pata por separado y humedecer una gasa en agua para remover posible suciedad de cada una de las uñas, que no te permita ver con claridad. Ten en cuenta que si el pelo de tu perro es largo debes ser más cuidadoso a la hora de encontrar el espacio para realizar el corte.

¿Qué debes tener a mano?

Nunca uses tu cortaúñas ni tijeras caseras. El mercado ofrece una gran variedad de implementos con la estructura adecuada para las uñas de tu perro, fáciles de usar, aptos para cortar una uña semicilíndrica. Los cortaúñas para humanos están diseñados para cortar una superficie plana y delgada, no sirven y pueden dejar astillas o hacer que lastimes a tu mascota. Si no estás seguro al hacerlo con un cortaúñas para mascotas, acude a un profesional y pídele que te enseñe a hacerlo. Nunca está de más pedir ayuda.