Importancia de vacunar a tu perro

Todos sabemos que hay que vacunar a nuestras mascotas, ya sea por recomendación del veterinario, del criador o del refugio donde lo adoptamos, pero… ¿realmente sabes por qué es importante? Hoy, cuatro cosas que debes saber sobre la vacunación de perros.

 

Edad apropiada

Los cachorros recién nacidos obtienen sus defensas de la leche materna. Sin embargo, la protección del calostro disminuye hasta casi desaparecer sobre las 6 semanas de vida. Es en este momento cuando se debe aplicar la primera vacuna, que formará un escudo de protección contra ciertas enfermedades. De aquí en adelante, el diseño del plan vacunal de tu cachorro depende del criterio del médico veterinario. Si adoptaste un cachorro de más de dos meses de edad, o un perro adulto, deberás visitar al veterinario, para que haga una revisión general, y te informe sobre los pasos a seguir según sus antecedentes e historia.

Precauciones

Las vacunas son virus inactivos, cuya función es estimular al sistema inmune para crear un escudo de protección. Si tu perro no se encuentra bien, su organismo podría reaccionar de forma incorrecta, por esto se recomienda que un profesional verifique su estado de salud antes de vacunar. No se deben vacunar mascotas decaídas, con bajo apetito o problemas digestivos entre otros síntomas.

Revacunación anual

Una vacuna actúa como una amenaza a la salud, que genera una reacción por parte de las defensas. Esta reacción será guardada en la memoria del organismo de tu perro y se irá reforzando con la revacunación, que debe hacerse cada año en la misma fecha para mantener su efectividad. Es importante que sepas que, aún vacunado, tu perro no es cien por ciento inmune a las enfermedades, la vacunación solo disminuye el riesgo de contraerlas.

Convivencia y calidad de vida

Algunas de las enfermedades que tratamos de evitar mediante la vacunación son potencialmente mortales (moquillo, parvovirosis, leptospirosis), y representan un riesgo para la población canina en general, las demás mascotas de la casa y miembros de la familia, pero tú puedes reducir el riesgo vacunando de forma oportuna. Así evitarás el contagio y serás parte activa en la erradicación de enfermedades que cada año acaban con la vida de millones de mascotas a nivel mundial.