perro-gases

 

Cuando nuestros perros presentan gases debemos pensar, en que más que algo chistoso y mal oliente, esto es el resultado de posibles molestias intestinales, que lamentablemente pueden desencadenarse en graves consecuencias. En Ciudaddemascotas.com queremos que conozcas las causas y cómo puedes controlarlo.

 

Causas

   - Es necesario precisar que existen razas de perros que son susceptibles de acumular grandes cantidades de gases en el estómago y el intestino. Razas braquicéfalas como: Pug, Rottweiler, Bulldog, Boxer, Boston Terrier y Shar Pei, tienden a sufrir más de flatulencias que otras razas de perros.

 

   - Quizás la principal causa es la composición nutricional de los concentrados. Existen en el mercado concentrados con porcentajes altos en grasa y  carbohidratos no digeribles. Por supuesto productos compuestos en su mayoría por carne dificultan su digestión, favoreciendo la formación de gases.

 

- El cambio de concentrado o dieta alimenticia de forma inadecuada, ocasiona un desequilibrio de la flora bacteriana digestiva encargada fermentar carbohidratos, proteínas y grasas presentes en el alimento.

 

- En muchas ocasiones, tratamientos antibióticos prolongados favorecen la alteración de la flora bacteriana del estómago e intestino; esto ocasionará predisposición a la acumulación de gases gastrointestinales.

 

- Enfermedades gastrointestinales como enteritis, pancreatitis y parasitismos también están asociadas a la presentación de flatulencias. Esto, debido a cambios metabólicos que modifican el funcionamiento normal de órganos relacionados con la digestión, la descomposición de alimentos y la eliminación de residuos del cuerpo.

 

¿Cómo controlarlo?

   - El primer paso es verificar los porcentajes de grasa, carbohidratos, proteínas y fibra del concentrado que le estamos dando a nuestra mascota. Es importante decir que no todos los concentrados con porcentajes altos en proteína son los mejores. Para esto debemos informarnos muy bien sobre la fuente de proteica del mismo. Por ejemplo: pollo, huevo, cordero, carne de res, etc. Muchos perros son alérgicos a cierta fuente proteica, por lo que debes estar muy pendiente ante cualquier alteración que puede causar un alimento en tu mascota.

 

   - Puedes realizar una comparación muy juiciosa de todos los componentes nutricionales de diferentes concentrados. Esto te permitirá elegir el mejor concentrado para tu perro, teniendo en cuenta su edad, la raza, actividad física y su estado de salud.

 

   - Si por algún motivo piensas cambiar el concentrado de tu perro, la transición al nuevo concentrado debe realizarse de forma gradual. Siete días son suficientes para que él se adapte a su nuevo alimento y no genere alteración digestiva.

 

   - Cuando le vayas a dar el concentrado, procura dejarlo solo, que se encuentre tranquilo, para que sienta seguridad mientras come y no preocupación al creer que alguien le va a quitar su comida. Así evitamos que ingiera aire demás mientras come.

 

   - Una de las mejores formas de disminuir las flatulencias en tu mascota es el ejercicio; realiza esta actividad de acuerdo a la raza y la edad de tu perro. Una caminata suave y relajada es suficiente para muchos de ellos, aunque otros requieren un gran gasto de energía y ejercicios de mayor rendimiento.

 

   - El uso de probióticos orales permite mejorar la salud digestiva de nuestras mascotas. Funcionan como moduladores de las bacterias benéficas que hay en el estómago, controlando las flatulencias además de estimular el sistema inmune.

 

   - La desparasitación también se considera una forma de control de las flatulencias, al disminuir la carga parasitaria se proporciona una mejor salud digestiva.

 

   - En el mercado existen varios medicamentos antiflatulentos que en casos necesarios son proporcionados por vía oral. En casos crónicos el médico veterinario puede prescribir este tipo de emulsión.

 

Recuerda que esta es una situación que se presenta de forma natural, no valen regaños, críticas o gritos hacia ellos. Ellos no tienen la certeza de qué hicieron, cuándo lo hicieron y mucho menos en qué contexto. Por eso, la próxima vez que estés compartiendo una tarde de pereza con tu perro y sientas que un extraño olor invade la habitación, puedes hacer dos cosas: disfrutar de aquel momento que exige el tener una mascota, o fiarte de las soluciones que te damos para controlar aquella circunstancia que te puede estar incomodando.

 

Debes leer --> ¿Por qué su alimento debe incluir ácidos grasos?

También --> 5 razones para darles agua fresca siempre 


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos