perro-en-la-cama

Normalmente, los dueños de perros disfrutamos mucho que ellos duerman con nosotros en la misma cama. Sin embargo, es importante entender que ellos deben y pueden dormir en su propia cama, sobre todo cuando empiezan a presentar ciertos problemitas de conducta.

 

Enseñarle a dormir en su cama es una forma de establecer jerarquía, un factor de suma importancia a la hora de establecer límites y conductas. Cuando llevas a un perro a tu casa por primera vez, ya sea un cachorro o un perro adulto, es muy importante que él entienda que tú eres el jefe y una manera efectiva es manteniéndolo fuera de tu cama y tus muebles.

 

Para enseñarle a tu perro a dormir en su cama, primero debes enseñarle a no dormir en la tuya. Cuando le pidas que no se suba a tu cama, debes ofrecerle una cama confortable, que supla su deseo de estar en la tuya. Si él insiste en querer subir a la tuya, debes corregirlo diciendo con energía “¡NO!” y bajándolo de la misma.

 

A continuación daremos una pequeña guía acerca de cómo lograr que tu perro duerma en su cama:

 

1. Para entrenar a tu perro y que aprenda a dormir en su cama, debes escoger un tiempo y un espacio adecuados para esto, no debe ser en la noche ni debes hacerlo en tu habitación.

 

2. Ubica la cama de tu perro en la sala y déjale uno de sus juguetes favoritos en ella, así la harás más atractiva. De esa misma manera, debes tener a la mano golosinas o galletas de premio para cuando tu perro presente un buen comportamiento, todo refuerzo positivo hará que tu perro repita y mantenga su buena conducta.

 

3. Con la correa puesta, camina con tu perro hacia la cama, pídele que se quede dónde está dándole el comando "STAY" y luego ordénale que vaya a su cama, prémialo cuando se acueste. Cada vez que se levante dile “NO” y con calma hazlo regresar a la cama repitiendo el comando. Recuerda espaciar la entrega de recompensas en la medida que tu perro vaya respondiendo.

 

4. Tu perro aprenderá el comando “Ve a la cama” siempre y cuando tú seas constante y firme, para no dejarlo volver a la tuya.

 

Recuerda poner un par de juguetes o golosinas cerca de la cama de tu perro, además de una prenda que huela a ti. Una vez él se encuentre cómodo con su cama, él irá por su cuenta, y verás que todo el trabajo de entrenamiento habrá valido la pena.

 

Te recomendamos --> ¿Por qué darle una cama a mi mascota?

También --> Ansiedad por separación ¿En perros? 


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos