parvovirosis-canina

La parvovirosis es una enfermedad provocada por un virus de alta resistencia que afecta inicialmente al sistema digestivo. Los cachorros o perros adultos que no tienen su plan de vacunación y desparasitación al día son más susceptibles, debido a que los parásitos debilitan la flora intestinal dejando el organismo a merced del virus. Es conocida también como gastroenteritis hemorrágica.

 

Síntomas

Los síntomas que podemos observar en el perro son decaimiento, falta de apetito, fiebre, vómitos y diarreas con sangre. En casos más fuertes, puede llegar a afectar al sistema cardiorrespiratorio, apareciendo también dificultad para respirar, vocalización, y con frecuencia muerte súbita. En algunos casos, el tratamiento oportuno puede salvar al perro, pero a menudo quedan secuelas como insuficiencia cardiaca, intolerancia al ejercicio o dificultades respiratorias. Si tu perro llega a presentar alguno de los síntomas antes mencionados y con mayor razón si es un cachorro, se debe acudir de inmediato al veterinario para instaurar tratamiento intrahospitalario.

 

Prevención


Para prevenir la aparición de parvovirosis, hay que vacunar al cachorro a las seis semanas de vida o al perro adulto oportunamente, según recomendación del veterinario. Las vacunas constituyen una barrera parcial contra las enfermedades virales, por eso aunque tu perro esté vacunado, debes desparasitarlo con frecuencia, alimentarlo bien y evitar situaciones estresantes que puedan deprimir el sistema inmune y hacerlo más vulnerable al contagio. Sé precavido. Tu mascota podría contagiarse en algo tan simple como una salida al parque o una visita a la peluquería.

 

Sobre la enfermedad

Se transmite por vía oral y es un virus muy resistente, capaz de permanecer durante varios meses en suelos, perreras y otros objetos que han estado en contacto con las heces y secreciones contaminadas. El periodo de incubación es muy rápido y puede incluso provocarle una muerte súbita al animal en apenas dos días. Sus primeros ataques se dirigen al intestino, provocando problemas digestivos. Para que nuestro perrito tenga una vida plena de salud y bienestar, es primordial que tanto él como la madre estén vacunados y desparasitados.

 

Diagnóstico

Aún cuando tu perro presente todos los síntomas de la enfermedad, la única manera de obtener un diagnóstico certero es mediante un examen de laboratorio.  

 

Tratamiento

Al ser una enfermedad viral, no existen medicamentos que puedan combatirla de forma directa. El tratamiento será de soporte, y estará orientado a evitar la deshidratación y prevenir infecciones bacterianas oportunistas. Es necesario que el tratamiento se haga en una clínica veterinaria, en donde tu perro probablemente tendrá que permanecer varios días hasta que su estado de salud se estabilice. Por tu parte, deberá recibir todo el amor y los cuidados que merece, así aumentan las posibilidades de recuperación.

 

Debes leer --> Ansiedad por separación ¿En perros?

También --> 4 razones por las que tu perro no come 


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos