huesos-para-perro

Algunas personas creen que los huesos muy pequeños o muy grandes no son peligrosos, pero no existe ningún hueso inofensivo. Un hueso cocinado podría astillarse e insertarse en las encías de tu perro generando abscesos.

 

También podría atascarse en la garganta obstruyendo la respiración, o avanzar dentro del sistema digestivo generando laceraciones o rupturas a nivel de estómago e intestino. Además, la cocción de los huesos elimina todo su valor nutricional, así que después de cocinarlos no habría ninguna razón para ofrecerlos a tu perro como complemento en su alimentación.

 

¿Cuáles son las consecuencias de la ingestión de huesos?

   - Dientes rotos

 

   - Heridas en lengua y boca

 

   - Heridas en la mandíbula

 

   - Obstrucción en el esófago

 

   - Obstrucción de la tráquea, asfixia

 

   - Obstrucción en el estómago

 

   - Estreñimiento por los fragmentos del hueso

 

   - Sangrado digestivo intraluminal

 

   - Peritonitis

 

¿Qué tipo de hueso podría darle?

Actualmente puedes encontrar en el mercado una gran variedad de huesos comestibles, o huesos de entretenimiento, que son más seguros y mantienen a tu perro distraído, evitando daños generados por el estrés.

 

Con este tipo de juguetes satisfacemos el deseo de nuestro perro de masticar mientras se divierte, solo es cuestión de elegir el tamaño y la textura adecuados. Dar un juguete muy pequeño a un perro de tamaño grande es peligroso, busca orientación por parte de un experto antes de adquirirlo.

 

¿Qué precauciones debo tener con mi perro?

   - Siempre debes supervisar a tu perro cuando se esté comiendo un hueso, así sea de juguete.

 

   - Si tienes muchos perros debes separarlos y asignar un juguete a cada uno, de lo contrario, comportamientos territoriales pueden hacer que se peleen. Sin embargo, para reducir estos comportamientos, se recomienda realizar castración a todas las mascotas.

 

   - Nunca le des un hueso a un perro con problemas dentales.

 

   - Si tu perro ha sufrido de problemas digestivos, problemas hepáticos o enfermedades pancreáticas, lo mejor es que evites los huesos comestibles.

 

   - Cuidar los dientes y la salud de tu mascota mejora sus condiciones de vida. Algunos mordederos ayudan a mantener la higiene dental, pero no debes olvidar el cepillado al menos dos veces a la semana y profilaxis una o dos veces al año.

 

¿Sabías qué Ciudaddemascotas.com cuenta con un nuevo servicio de Higiene oral para tu mascota a domicilio? Llámanos y agenda tu cita, tu mascota te lo agradecerá. 

 

Debes leer --> Cachorros educados, amos libres de mordiscos

También --> ¿Por qué se le escapan los gases a mi perro?


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos