garrapatas-perros

En el mundo existen parásitos de todo tipo, pero debemos reconocer que las garrapatas son unos de los más desagradables, además de ser de los más peligrosos, ya que contagian enfermedades con facilidad.

 

Estos parásitos actúan sin que te des cuenta, cuando ellas pican depositan una sustancia anestésica que adormece la zona de la picadura, logrando así que ni tú, ni tu perro noten su presencia.

 

1. Identifica a la garrapata

La única forma de saber si están o no en tu perro, es haciendo una revisión muy profunda. Las garrapatas suelen ubicarse en la zona de las orejas, lomo, axilas. La revisión minuciosa es fundamental para descubrir a estos desagradables parásitos.

 

2. ¿Qué hacer si las encuentras?

Cuando las garrapatas ya están ancladas a la piel de tu perro, hay que tener mucho cuidado para retirarlas, puesto que si no lo haces correctamente, podrías dejar la cabeza del parásito dentro de la piel de tu perro y esto podría empeorar todo.

 

Lo mejor es humedecer la zona con aceite de oliva, coger a la garrapata con un depilador y sacarla en la misma dirección que ella se enganchó. Si no te sientes seguro de hacerlo, lo mejor es que acudas al veterinario para que él te ayude a solucionar este inconveniente.

 

3. ¿Cómo prevenirlas?

Las garrapatas son más comunes en épocas de calor. En el mercado existen numerosos productos para evitar estos molestos y peligrosos parásitos. Hasta champús para perros, peines, entre muchos otros, que servirán tanto para acabar con las garrapatas, como para exterminar otros parásitos.

 

Además, debes complementar esta prevención con una buena higiene que consista en cepillados diarios y baños cada 15 días (si vives en el campo) o cada 30 (si vives en la ciudad).

 

Debes leer --> ¿Por qué debo desparasitar a mis mascotas?

También --> ¿Qué puedo hacer cuando mi perro tiene una herida?


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos