¿Tienes un perro Pitbull? Felicitaciones! Tienes bajo tu cuidado a una de las razas más leales, nobles y físicamente hermosas, pero también una de las menos amadas por el público. Ayúdanos a romper estereotipos! Te enseñaremos a pasear a tu Pitbull como un caballero con modales impecables en sociedad.

 

Arneses para pitbull

Uso de collar

Siempre! Es su carta de presentación. Socialmente indica que tu perro tiene dueño, y que te preocupas por su seguridad. Busca uno que sea cómodo, y bajo ninguna circunstancia utilices un collar de castigo o cualquier otro que lo lastime. Sabemos que son perros muy fuertes, pero el control se logra con adiestramiento y nunca con violencia. Estos collares pueden dañar de manera permanente la piel, lesionar los músculos y afectar psicológicamente a tu perro. El collar es un accesorio imprescindible, y siempre debe ir acompañado de una placa de identificación.

Uso de arnés

Es la única forma de sujeción inofensiva. Sostiene al perro haciendo presión leve, inteligentemente distribuida en varios puntos para evitar al máximo las lesiones producidas al halar. Debes combinarlo con una traílla de agarre suave, ya que el arnés proporciona más libertad y será el perro quien dirija el paseo si no le enseñas a andar con correa. Estas traillas se consiguen fácilmente en el mercado y evitarán marcas y dolor en tus manos. El arnés se utilizará siempre que vayan a salir de casa, mientras que el collar debe permanecer en el cuello como medio de identificación. Tu perro deberá quedarse a tu lado, debidamente sujetado durante el paseo, ya que si decides dejarlo libre y algo ocurre, la responsabilidad recaerá sobre ti.

Uso de bozal

Siempre! Desde que cruce la puerta de la casa, tu Pitbull deberá portar el bozal. La razón principal, es que no podemos ir contra la ley. No importa si tu dulce paloma jamás ha intentado morder a nadie, recuerda que lo que da la mala reputación a la mordida de un pitbull, no es la frecuencia con la que se presenta, si no el daño potencial que causará por su increíble fuerza. No todos los perros, niños y personas adultas saben comportarse frente a un perro de esta raza, y en casos desafortunados, tu pitbull podría reaccionar.

Ante todo, la ley. Existen ciertas normas de tenencia de razas contempladas en la ley como potencialmente peligrosas, y el mal llamado pitbull (American Staffordshire Terrier) se encuentra en esa lista. Al elegir a uno de ellos, tu compromiso como dueño responsable aumenta. Acepta y aplica estas sencillas recomendaciones, no olvides que el protector de tu peludo eres tú.