Las alergias pueden tener varios orígenes y manifestarse de varias formas. Las reacciones alérgicas pueden variar en su intensidad y velocidad de avance, y en todos los casos debes estar muy atento para brindarle atención veterinaria oportuna a tu peludo.

Alergias cutáneas

Son las más comunes, y pueden ser producidas por parásitos, alimentos o químicos presentes en el ambiente. Cursan con rascado, lamido excesivo, mal aspecto de la piel y heridas e infecciones que hacen que tu perro huela mal. Para iniciar su tratamiento, el veterinario deberá identificar y eliminar la causa, pero tú puedes deshacerte de los factores de riesgo en casa. Mantén a tu mascota libre de parásitos tanto internos como externos (pulgas, garrapatas, gusanos intestinales), y limpia constantemente su camita y otros accesorios con jabones suaves. Evita talcos y perfumes si tu mascota ha tenido problemas de piel. Tu cuidado influirá de manera positiva en la prevención y tratamiento de las alergias.

Alergias alimentarias

Sus principales manifestaciones son digestivas (vómitos y diarreas), pero en casos de evolución rápida pueden afectar a varios sistemas del organismo y comprometer seriamente la  salud. Para evitarlas, no ofrezcas a tu mascota bocados de comida casera, y vigila su comportamiento dentro y fuera de casa para que no ingiera alimentos potencialmente dañinos. Aliméntalo con concentrados de origen natural, a base de proteínas como salmón y cordero y preferiblemente sin granos. Sé cuidadoso con las raciones diarias y no sobrealimentes a  tu perro.

Alergias por contacto o inhalación

El pasto, productos de lana y algunas soluciones de limpieza o aromatizantes, entre otros, pueden generar manifestaciones alérgicas como estornudos, secreciones y enrojecimiento de la piel.  Aprende a identificarlas, así podrás minimizar el contacto de tu mascota con ellas y disminuir el impacto en la salud de tu perro. Ante cualquiera de estos signos, acude a un profesional y no omitas detalles durante la consulta, recuerda que toda la información que puedas proporcionarle a tu veterinario es muy valiosa para obtener un diagnóstico e iniciar el tratamiento. Las reacciones alérgicas a menudo se convierten en  situaciones de urgencia, pon a tu peludo en manos de un ex