cuidados de tu perro en el parque

Cosas tan simples como un cambio en el clima o áreas peligrosas o en construcción pueden perjudicar a tu perro. El proteger las áreas circundantes con barreras físicas se hace muy necesario, así como la vigilancia y el uso de alimentos de alto valor nutricional, para asegurar que tu mascota reciba los nutrientes necesarios para mantenerse saludable. Si tu perro permanece durante largos períodos a la  intemperie, necesitará producir más energía para tolerar los cambios en la temperatura. Asegúrate además que siempre tenga agua fresca para beber.

 

Un lugar cálido para dormir

 

Los perros que viven fuera necesitan una casa cálida y aislada del suelo, además de una protección adecuada contra el viento. También es importante verificar constantemente que su casa no tenga goteras. Como los perros y gatos usan su propio pelaje de abrigo, la casa debe tener un tamaño relativamente pequeño para concentrar el calor natural generado por su cuerpo. También es importante mantener limpia, seca y libre de parásitos como pulgas y garrapatas su manta o cama.

 

Cuidados en invierno

 

Los perros pueden experimentar caída de pelo, su piel puede resecarse y descamarse  como consecuencia de este tipo de climas. Por esto es muy importante remover el pelo muerto mediante el cepillado frecuente, esto estimula la liberación de los aceites esenciales de la piel nutriendo el pelaje.

 

Prevención

 

  • Las vacunas reducen el riesgo de contagio de enfermedades y mantienen alerta el sistema inmunológico, por eso debes tener el calendario de vacunas al día.

 

  • Si va a llover, debes ponerlo bajo techo, y si se moja, sécalo inmediatamente con una toalla y mantenlo en un lugar cálido para evitar que se resfríe. Si debes salir con él aunque esté lloviendo, protégelo con una capa impermeable y seca sus patas al regresar.

 

  • Un perro de exterior requiere baños con mayor frecuencia que uno que vive bajo techo, sin embargo en caso que no te sea posible bañarlo cada vez que se ensucie o se revuelque, debes disponer de tiempo para cepillarlo o retirar la suciedad con un trapo húmedo.

 

  • Ten en cuenta que si llevas a tu perro de paseo, o su domicilio cambia a un lugar con un clima diferente, debes tomar todas las precauciones para que tu perro pueda adaptarse.

 

  • Los cachorros son los que más sufren las consecuencias de las bajas temperaturas, por esto requieren de tus cuidados y atención. Puedes utilizar abrigos protectores o mantas cuando sea necesario, de manera que evites cambios bruscos de temperatura.

 

Precauciones para los paseos

 

Los perros que viven en departamentos o casas deben ser paseados diariamente. A pesar del frío, o calor, debes destinar un momento del día para el juego al aire libre. Si estás atento a sus señales, y paras el juego ante cualquier señal de fatiga o incomodidad en tu mascota todo estará bien.

 

Lleva siempre agua limpia y fresca para que tu perro pueda beber, un juguete que le guste, y una toalla para limpiarlo en caso que se ensucie. No olvides llevar siempre premios, si los usas adecuadamente, podrás enseñarle pautas de comportamiento en exteriores, con otras mascotas y con las personas.

 

Lo más importante: haz que tu perro porte siempre una placa de identificación con tu número telefónico, a diario se extravían muchas mascotas y eso incrementa considerablemente las posibilidades de que regrese a casa.

 

Por ningún motivo olvides las bolsas sanitarias. Recoger sus desechos es una responsabilidad que no se puede evadir.

 

Lleva a tu mascota siempre con collar y correa; y bozal en los casos que es considerado necesario por la ley. La sana convivencia de tu perro con el resto del mundo depende de ti.