Esencias florales para mi mascota

Las esencias florales son una mezcla de agua, tintura madre de esencia floral y alcohol. En animales el alcohol a veces es reemplazado por vinagre de manzana o simplemente lo suprimen. Su uso cada vez toma más fuerza por los rápidos y evidentes cambios que causa en los pacientes convirtiéndose en una herramienta útil para dueños y veterinarios en los procesos de sanación de los animales.

 

Entre las indicaciones principales de uso se encuentran los problemas comportamentales o emocionales, que muchas veces no son tenidos en cuenta durante la valoración veterinaria, pero que evidentemente tienen un impacto sobre la salud y el equilibrio del animal.

 

Los animales al igual que los humanos experimentan diferentes emociones y sentimientos, y poseen una personalidad única  que los caracteriza en el medio que los rodea. Dentro de estas características existen algunas que no son agradables para otros de su especie o para sus dueños  resultando en dificultades para vivir en armonía.

Debes leer --> Agresividad en perros

 

Es así como las esencias florales juegan un papel importante como complemento en el tratamiento de problemas comportamentales o emocionales como el duelo y los traumas o en procesos de enfermedad crónica o terminal.

 

Para saber cuáles son las esencias florales que el animal necesita, el terapeuta debe realizar una evaluación completa de la historia del paciente y las características de su personalidad, teniendo en cuenta los aspectos positivos y negativos. Así mismo es importante saber si el animal ha sufrido algún accidente grave o una situación que pueda haber causado un gran impacto indagando con aquellas personas que lo han acompañado en distintos momentos de su vida. De esta manera se establece un tipo de personalidad y unos rasgos de carácter que son la base para escoger las esencias florales que mejor se ajusten a su necesidad.

 

Paso a seguir se elabora un preparado personalizado ya que cada individuo es totalmente diferente y se dan las indicaciones pertinentes a los compañeros humanos sobre cómo administrar y por cuanto tiempo debe ser usado. Normalmente la terapia floral se usa vía oral 4 a 6 veces al dia de 5 a 8 gotas. Aunque también se pueden agregar al alimento, agua de bebida o incluso pueden ser aplicadas tópicamente.

La respuesta y los cambios se ven rápidamente en la mayoría de los casos ya que los animales a diferencia de los humanos, no presentan ningún tipo de rechazo o sesgo que dificulte la acción terapéutica de las esencias en el organismo.

 

Las flores más usadas son:

 

Mimulus

Animales tímidos, huraños, asustadizos, nerviosos.

 

Rock Rose

Animales muy aterrorizados, miedo extremo.

 

Olive

Animales con enfermedades terminales o crónicas.

 

Chicory

Animales celosos, dominantes, posesivos, demanda excesiva de atención.

 

Star of bethlehem

Animales con algún trauma, estrés, shock, accidente, o sometido a algún tipo de maltrato. 

 

También puedes leer --> ¿Sufre mi perro de ansiedad?

Te recomendamos --> ¿Es mi perro hiperactivo?


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos