dale-la-bienvenida-a-un-perro-adoptado-a-tu-hogar

Adoptar un perro es uno de los procesos más especiales y gratificantes con los que vas a encontrarte en tu vida, no sólo por las lecciones de vida que puede dejarte si no porque puede ser un gran reto. Si decidiste adoptar o aún lo estás pensando queremos contarte cómo debes prepararte para darle la bienvenida a este nuevo compañero que va a comenzar contigo un gran libro de historias.

 Debes leer --> 10 pasos para ser un dueño responsable

 

¿Cómo adecúo mi casa?

Debes tener en cuenta que ahora tu apartamento o casa van a ser el nuevo hogar de tu mascota. Queremos darte una pequeña lista de los temas más importantes que van a mantener a tu perro seguro y feliz.

 

- Empieza por guardar cualquier producto tóxico que pueda hacerle daño. No dejes nada al alcance de tu perro, recuerda que sin importar la etapa de vida en la que se encuentre son muy curiosos, sobre todo si están cambiando de ambiente. Todos los productos de limpieza, insecticidas, detergentes o desinfectantes deben estar bajo llave o en armarios que no sean fáciles de abrir.  Al momento de cambiar de dientes, los cachorros quieren morderlo todo sin importar si sabe o huele mal.

 

- Si te encantan las plantas y tu casa está llena de ellas es muy importante que las revises, hay ciertas especies que pueden ser nocivas si tu perro se las come. Un ejemplo claro son las lilas, el ave del paraíso y la planta de aloe.

 

- Hay un ejercicio que aunque parezca raro puede ayudarte un poco a entender a tu perro. La idea es entender la perspectiva de él con respecto al hogar, así que solo debes arrodillarte y mirar todo el entorno, esto te va a permitir eliminar del espacio de tu perro cables, clavos y otros objetos con los que pueda enredarse.

 

- Revisa nuevamente si en el espacio hay objetos pequeños que tu perro pueda comer, como alfileres, botones o agujas de coser. Imagina lo doloroso que puede ser para tu perro ingerir alguno de estos objetos.

 

- El baño debe ser un lugar prohibido para tu perro. Mantén siempre la puerta cerrada, algunos tienen la costumbre de tomar agua del inodoro o robarse el papel higiénico para decorar las salas y los cuartos, y aunque a veces tenga cierto grado de humor puede causarles mucho daño.

 

- Si tu casa o apartamento tiene balcón es mucho mejor que en un principio el acceso sea limitado y que poco a poco tu perro reconozca el espacio donde puede moverse. Los cachorros son tan pequeñitos a veces que fácilmente pueden resbalarse o caerse.

 

- Puedes encontrar información en muchas fuentes, hay libros y miles de artículos en internet con tips cortos que te van a ayudar en este proceso de adaptación.

 

- Si tu perro va a compartir el espacio con un gato es muy importante que esté alejado de la arenera, en sus ganas de descubrir y oler cosas puedes encontrarte con situaciones no tan agradables.

 

- Si tienes objetos muy valiosos para ti, te recomendamos que no los dejes al alcance de tu perro, para él las alfombras, por ejemplo, pueden significar un juguete para morder. Así que puedes guardarlas o moverlas mientras él se acomoda al espacio, y entiende como debe moverse.

 

- Los juguetes de los niños son increíblemente atractivos para tu perro, por sus formas, sonidos y porque simplemente ellos están experimentando y probando qué les atrae más. De ti depende que tu perro adoptado entienda cuáles son sus juguetes y cuáles son los límites.

 

- Algunos perros suelen ser escapistas, sobre todo si han sido rescatados de hogares llenos de conflictos, así que, de nuevo te invitamos a pensar como tu perro para que trates de encontrar si hay lugares por donde podría salir.

 

- Todos en tu familia deben estar de acuerdo con la llegada del nuevo integrante. El perro debe sentirse bienvenido y bien recibido, y para este proceso todos requieren de una preparación.

 

Los esenciales

 

Como tu hogar ya está preparado para la llegada de tu perro adoptado, ahora es importante que sepas qué artículos necesitan para poder tener una vida tranquila.

 

- Collar: escoge el que sea adecuado para el tamaño de tu perro. Para este tipo de artículo es muy importante que revises los broches y los materiales, así vas a asegurar que no se caiga muy fácil. Incluye un poco de creatividad y combina colores.

 

- Correa: hay de diferentes tipos dependiendo de las necesidades que tengas, si es para educarlo, salir a pasear o dejarlo un poco más libre.

 

- Comedero y bebedero: es mucho mejor si son de acero o cerámica, son mucho más higiénicos y menos atractivos para que tu perro juegue con ellos.

 

- Kit de aseo: este debe incluir un cepillo adecuado para el tipo de pelo de tu perro, cepillo de dientes y crema para sonrisas brillantes, shampoo hipoalergénico y cortaúñas, si y solo si sabes cómo hacer este procedimiento.

 

- Cama: cuando tu perro haya escogido el espacio más cómodo para dormir, ubica su cama y una cobija para las noches frías.

 

- Alimento: es importante que antes de llevar a tu perro adoptado a su nuevo hogar, hayas consultado con un veterinario cuál sería la mejor opción nutricional para tu mascota.

Debes leer --> ¿Cuál es el mejor alimento para tu mascota?

 

- Mordederos: son juguetes con texturas, formas y olores que van a hacer que tu perro esté entretenido un buen rato.

 

- Placa: te permite identificar a tu perro y darle seguridad.

 

- Bolsas: para que cuando salgas a pasear con él, puedas recoger sus desechos.

 

dale-la-bienvenida-a-un-perro-adoptado-a-tu-hogar

 

Un hogar seguro

 

Imagina que llegas a un lugar completamente extraño, lleno de olores, sabores y objetos nuevos ¿qué harías? ¡Explorar! Tu perro va a ser un explorador y necesitará llenar su creatividad y curiosidad, incluso comiendo cosas que no debería. Hay objetos con los que debes tener mucho cuidado, ya que si tu perro adoptado tiene contacto con ellos, estos pueden ser muy dañinos:

 

- Productos de aseo: son altamente tóxicos para los ojos, las orejas, y el sistema digestivo.

 

- Productos químicos: como sustancias empleadas en carros y fertilizantes pueden causar envenenamiento en tu mascota.

 

- Medicamentos: ni los tuyos, ni los de tu perro deben estar a su alcance.

 

- Comida de humanos: aunque parezca apetitosa para ti, debes recordar que hay varios ingredientes que pueden causar malestar en el estómago de tu perro como el chocolate, la cebolla y las nueces.

 

¿Cómo educarlo?

 

Lo primero que debes entender es que haces parte esencial de este proceso y en gran medida depende de tu compromiso. Debes tener en cuenta que es un proceso de constancia y que debe ser progresivo, no pasa de un día a otro. Si el perro que adoptaste es adulto es importante que conozcas su historia, de dónde viene y lo que vivió, de esta manera lo vas a entender mucho mejor.

Antes de llevar a tu perro a casa podrían caminar, así gastas un poco la energía que trae y evitas que llegue con mucha emoción a su nuevo hogar.

 

Si es un cachorro debes empezar por escoger un nombre que lo va a identificar desde el momento cero.

Cuando lleguen a casa muéstrale su espacio y aunque no entienda exactamente tus palabras cuéntale un poco donde va a comer, a dormir y a jugar. Poco a poco, él va a sentirse más confiado y es posible que se adueñe de algunos pedacitos de tu casa. Al principio y mientras se acostumbra al espacio puede llorar un poco y mostrarse intranquilo, en este caso debes ser muy paciente y ayudarlo a que se sienta cada vez más seguro.

 

Con el fin de que tu perro adoptado se acostumbre más fácil a tu compañía y a su cama. Ponle una bolsa de agua tibia para que se sienta como si estuviera con su mamá, incluso puedes llevarle su juguete favorito para dormir. Esas noches son cruciales para su educación, así que no debes dejar que cambie su lugar de dormir o que se ponga demasiado consentido.

 

Planea su primer día

 

Este primer día los dos van a estar muy ansiosos, así que tú como líder debes estar más preparado para todos los cambios que esto va a implicar en la vida de ambos y de los demás miembros de la familia. Todos los objetos deben estar listos y disponibles para su llegada. Puedes tener algunas galletitas o snacks para empezar el entrenamiento, y para que el entienda que cualquier acción positiva tiene una deliciosa recompensa.

 

Tips

- No olvides que tu perro va a estar contigo alrededor de 10 años, así que prepárate para que aprendan juntos a diario. La primera semana puede ser un poco complicada pero cuando entiendan que son una gran pareja las otras semanas solo van a estar llenas de diversión.

 

- Tu perro te va a ayudar a mejorar situaciones de estrés y te va a brindar bienestar pero debes ser muy respetuoso y cariñoso con él.

 

- Piensa muy bien antes de llevar a tu mascota a tu casa, indaga, infórmate y conoce sus necesidades pero sobre todo asegúrate de que la vas a querer toda la vida.

 

- Establece con tu veterinario planes de vacunas, desparasitaciones y todos los procedimientos como esterilización que deben ser realizados.

 

- A los perros no les gusta andar solos, así que evita dejarlo salir a pasear sin tu compañía.

 

Las historias que vas a vivir con tu perro adoptado son inimaginables, ten paciencia cuando las cosas no salgan tan bien, todos son únicos y diferentes y hay procesos que tardan un poco más. Recuerda que adoptar una mascota salva vidas, pero sobre todo te da lecciones de respeto, paciencia y convivencia.

 

En ciudaddemascotas.com nos gustaría conocer tus historias de adopción ¡Compártelas con nosotros!

 

Te puede interesar --> Cuidar a uñas de tu perro

Te recomendamos leer --> Educar y cuidar a un cachorro


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos