5 beneficios del alimento húmedo para tu perro

 

Sabemos por qué estás aquí: estás considerando cambiar la dieta de tu peludo de seca a húmeda, pero aún no estás del todo convencido si esta es la más apropiada para él. ¡Enhorabuena! Llegaste al texto que seguro terminará de convencerte si este es el camino a seguir para el bienestar del paladar de tu mascota.

 

La gran industria de alimentos para perros ha ido de la mano con el creciente interés de los dueños en una adecuada ingesta de sus familiares de cuatro patas. Es por esto que cada vez más surgen fórmulas más específicas para suplir las necesidades particulares de los canes dependiendo de sus características y actividad física, edad, condiciones de vida y hasta por raza en sí.

 

Aunque eso no es todo. No basta con buscar la dieta más balanceada y el mejor aporte de los nutrientes necesarios, cada vez nos interesamos más en que nuestro perro se dé un festín con cada bocado. De allí que la variante húmeda de su alimentación está ganando más adeptos con el pasar de los días.

 

Pero, ¿en qué consiste esta dieta y por qué les gusta tanto?

 

Teniendo una presentación muy distinta a las populares croquetas de los concentrados, la comida húmeda se trata de una mezcla homogénea y gelatinosa que está hecha con trozos de carne; cuya apariencia, olor y sabor, suele ser muy atractivos para los canes y sus instintos cazadores.

 

Su principal característica, como bien se refleja en el nombre, es que está conformada por un 70 a 85% de agua, que supera con creces el 12% de humedad que contienen las versiones secas de los alimentos.

 

Dicha cantidad de líquido es lo que provoca que sea mucho más pesada que su equivalente seco; y, como carece de conservantes, su presentación es en empaques más pequeños como latas y sobres para que su consumo sea mucho más rápido. He allí una de las razones de que su costo sea más elevado que las opciones secas.

 

Ya conociendo cómo es, en este texto te daremos cinco razones que te guiarán si, finalmente, cambiar la dieta de tu mascota de seca a húmeda es lo mejor para él y su paladar.

 

Razón uno: Su contenido nutricional

Si bien la composición nutricional de los alimentos concentrados para perro es similar sin importar la presentación o marca, la alternativa húmeda presenta diferencias en sus fórmulas que pueden resultar muy favorables en algunos perros.

 

Por lo general, la cantidad de proteínas que integran la comida seca oscila entre un 18 a un 32%, mientras que en los húmedos del 28 hasta, incluso, un 50%. Asimismo el contenido de grasa también es más elevado. Las opciones secan suelen tener de un 8 a un 22% y las húmedas entre un 20 a 32%. Las Pedigree Adulto Nutrición Completa, por ejemplo, contienen aceite de girasol, una fuente natural de omega 6 que ayuda a que la piel de la mascota esté sana y suave.

 

Los porcentajes de carbohidratos también varían mucho entre un tipo de concentrado y otro, solo que en este aspecto, los alimentos secos son los que se superan en cantidades. Por ejemplo, las fórmulas de estos pueden contener desde 46 a un 74% de carbohidratos, y los húmedos desde un 18 hasta un 57%.

 

Esto se debe a que la comida de lata o sobre casi no contiene cereales, por lo que los hidratos de carbono son extraídos de ingredientes vegetales y se disminuye la cantidad de carbohidratos.

 

Gracias a ese bajo contenido calórico, esta dieta resulta ideal para los perros a los que les cuesta mantenerse en el peso ideal, más porque –debido a su humedad y peso– estos satisfacen sus necesidades nutricionales, con menores proporciones. Por otro lado, existen canes a los que la ingesta elevada de cereales puede provocarles consecuencias como enfermedades cutáneas o gastrointestinales, mal olor corporal, entre otros malestares.

 

Razón dos: Su irresistible sabor

No hay duda en este aspecto: La comida húmeda puede resultarle irresistible a tu perro. Y eso se debe a que la combinación de su alto contenido de proteínas y grasas,  consigue que los sabores de los alimentos sean muy atractivos para los canes y su instinto salvaje.

 

Entonces, si eres de los que se preocupa de que su mascota disfrute cada mordisco, estamos seguros de que te agradecerá muchísimo que cambies su dieta a la versión húmeda.

 

De hecho, su gran variedad de sabores te permitirá variar la ingesta y así poder consentir el paladar de tu perro de forma diferente por día, lo que te beneficiará bastante si tu mascota es selectiva al comer, algo muy común en las razas pequeñas.

 

Dependiendo de las marcas, la comida enlatada o en sobre puede encontrarse con diferentes sabores. Dentro de los más comunes está el pollo, la carne, el pavo y el salmón, entre otros.

 

Una opción para complacer a tu peludo, y alternar su alimentación a lo largo de la semana, es adquirir los combos de sobres multisabores de Pedigree para adultos o cachorros, con los que conseguirás sorprenderlo cada vez que vayas a servirle su plato.

 

animal, animal photography, cute

 

Razón tres: Es una importante fuente de hidratación

Así como en el organismo de los humanos, el agua es un elemento indispensable para la buena salud del cuerpo de tu mascota, ya que esta es necesaria para que se lleven a cabo funciones vitales. Por esto, debes procurar mantenerlo siempre hidratado y la comida húmeda es una gran herramienta para ello.

 

En términos generales, la característica más resaltante de este tipo de alimento  es que está compuesto por un 80% de agua, como la línea de alimento húmedo de Pedigree que la contiene en un 82%. Lo que significa que por cada 100 gramos de comida, tu perro ingerirá 80 gramos de humedad.

 

Entonces, si tu peludo es de esos perros que no toman la cantidad de agua que debería, el alimento húmedo lo ayudará a mantenerse correctamente hidratado y, por ende, con un saludable tracto urinario, ya que la ingesta de líquido previene los cálculos urinarios.


Razón cuatro: Tiene una textura agradable

Que el alimento tenga un delicioso sabor y un aroma atractivo no es suficiente para que la acción de comer sea completamente satisfactoria. La textura de la comida también tiene un papel importante.

 

En la naturaleza, cuando los canes comen sus presas, no se limitan a solamente masticar, también lamen, chupan y mordisquean su comida, impulsos que los hacen disfrutar más el proceso de comer. Entonces, como los trozos de carne en el alimento enlatado son más parecidos a su estado natural, esta dieta les permite desarrollar estos comportamientos instintivos.

 

Por esta palatabilidad que les resulta agradable, además de sus intensos sabores, muchos veterinarios recomiendan las alternativas húmedas para los perros ya entrados en la etapa sénior de sus vidas, a los que la masticación de alimentos secos puede convertirse en un asunto complicado; así como para los canes enfermos que carecen de apetito, tienen fallas en el olfato o tienen  problemas dentales que no les permitan triturar bien la comida y a los cachorros. Para estos últimos, se les puede ofrecer el Pedigree Junior Sano Crecimiento, cuya carne cocida al vapor, además de darles un gusto, les ofrece una nutrición completa.

 

Razón cinco: Carece de conservantes químicos

A diferencia del alimento regular, los alimentos húmedos vienen preparados para un consumo rápido, por lo que sus fórmulas casi no contienen conservantes sintéticos que, a la larga, podrían generar alteraciones en la salud de tu mascota.

 

Además, gracias a sus empaques herméticos, las grasas y aceites –y demás ingredientes que integran el alimento– no se vuelven rancios y se mantienen con un sabor más fresco que en los alimentos secos.

 

Sin embargo, por esta característica, es importante que se haga un buen manejo de la comida para que no se descomponga. Lo más recomendable es servirle justo la cantidad que tu perro suele ingerir y, en caso de que deje, desecharlo rápidamente, porque si lo dejas por mucho tiempo en el plato de tu mascota, atraerá moscas y podrá generar bacterias. Por su parte, el restante del producto se debe guardar en el refrigerador y consumir en la brevedad posible.

 

animal, breed, brown

 

Pule bien tu ojo: elige calidad

Si bien te hemos presentado ciertas bondades del alimento húmedo, tampoco significa que hoy mismo cambiarás su dieta por la primera opción que encuentres.

 

Así como con el alimento seco, las opciones húmedas deben cumplir con ciertos requerimientos nutricionales para una óptima salud del can; como el hecho de que la base de su dieta debe estar compuesta mayormente por proteínas de origen animal de calidad, debido a que no todas contienen los mismos niveles de aminoácidos esenciales para los perros.

 

Al momento de escoger su alimento, fíjate que sus proteínas no provengan de subproductos de mataderos, sino de proteínas de alto valor nutricional, como  el huevo, la harina de pescado, la leche, la carne vacuna y el pollo.

 

Por otro lado, la fórmula debe incluir hidratos de carbono y grasas de origen animal o vegetal para suplir las necesidades de energía, además de hacer el alimento más digestible y suministrar al cuerpo los ácidos grasos que contribuirán en la salud de la piel y pelaje.

 

 

 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos