¿Cuál es la mejor comida para mi gato?

¿Cómo elegir el mejor alimento para mi Gato?

Así como los seres humanos tenemos una pirámide alimentaria que nos guía qué debemos consumir y en qué porciones para mantenernos saludables, cada una de las especies animales también tiene la suya propia. Y tu gato no es la excepción, más al considerar que una inadecuada ingesta podría derivar complicaciones como enfermedades en el hígado, riñones e incluso facilitar el crecimiento de tumoraciones.

 

 

Ahora bien, ¿cómo elegir la mejor comida para mi Gato?

 

Te preguntarás: “¿Qué necesita consumir mi gato diariamente para mantenerse sano?”. Lo primero que debes recordar es que los gatos son de naturaleza estrictamente carnívora. Su dieta debe estar compuesta por un alto nivel de proteínas de origen animal, ya que solo estas contienen los aminoácidos esenciales para una salud óptima de tu felino: la taurina, la arginina, la vitamina A preformada y el ácido graso araquidónico, entre otros. Es decir que, por nada del mundo, un gato puede consumir una dieta vegetariana sin que a corto o largo plazo padezca malnutrición.

 

Siendo más específicos, tu gato debe consumir cada día un total de 41 micronutrientes esenciales, pero para que no te desesperes a la hora de elegir qué tipo de comida comprar a tu gato, aquí te dejamos una lista de qué debe incluir el concentrado, así como te especificamos cómo varía el alimento y las porciones según la edad y condición de tu mascota y qué alimentos de consumo humano puedes anexar a su dieta:

 Cuál es la mejor comida para gatos7

La alimentación debe incluir:

*Proteínas: Como bien te resaltamos, son vitales para su buen desarrollo y, al no poder generarlas por su cuenta, deben estar siempre presentes en su dieta. Las proteínas ayudan en la formación de su musculatura, piel y pelaje. Eso sí, tienen que ser exclusivamente de origen animal porque solo estas contienen los aminoácidos necesarios para ello.

Adriana Sánchez, médico veterinario y zootecnista integrante de nuestro equipo en Ciudad de Mascotas, también resalta que es importante saber a qué tipo de proteínas apuntar en pro del bienestar del felino: “Cuando la proteína es de baja calidad, por ejemplo, que un alimento esté hecho con desechos de carnicería, a futuro eso le va a causar daños en hígado y riñón (…). Para los gatos siempre va a ser preferible los pescados con respecto a pollo y carne, porque el pescado tiene más fuente de ácidos grasos omegas que son benéficos para la salud del corazón, del pelo, la piel y los ojos”. La línea Taste of the Wild, con sus altas fuentes de proteínas, posee un gran contenido de omegas 3 y 6.

 

*Grasas: Todos los seres vivos necesitamos de los ácidos grasos y en el caso de los felinos, es su principal fuente de energía. Los más importantes son el ácido linoeico y el ácido araquidónico porque sus organismos no pueden producirlo. De igual forma, las grasas colaboran en que las vitaminas A, D, E y K logren abastecer a las células. Sin embargo, la cantidad de su consumo variará dependiendo de la edad del gato y su condición física para evitar el sobrepeso (más adelante podrás encontrar su explicación).

 

*Vitaminas y minerales: Cerciórate que el alimento incluya minerales como fósforo, calcio y magnesio, puesto que estos ayudan en la formación y buen funcionamiento de la energía, los huesos y nervios de tu gato respectivamente. La vitamina A, por ejemplo, es necesaria para el crecimiento y reparación de la piel, mientras que la vitamina E protege la piel de daños y la vitamina C ayuda a curar las heridas.

 

*Hidratos de carbono: En la naturaleza, los felinos obtienen estos nutrientes –y las fibras vegetales– al ingerirse a sus presas completas. En la comida para gatos concentrados se suplantan con granos de arroz o gluten de maíz, entre varias opciones.

 

Te debe interesar --> 4 Factores importantes para escoger el alimento de tus gatos y perros

 la mejor comida para gatos

¿Cómo es la dieta ideal para un gato cachorro?

Sánchez explica que los gatitos en desarrollo, a diferencia de los adultos, necesitan un nivel de proteína más alto “para poder suplir las necesidades de su crecimiento”. Al ser usualmente muy activos, también deben ingerir una mayor cantidad de grasas para tener energía; así como abastecer las cantidades de calcio adecuadas para la formación del esqueleto.

 

En el mercado existen varias líneas con alimento concentrado rico en calorías y nutrientes específicos para gatos cachorros, los cuales deben estar identificados con frases como: "Dieta completa y balanceada especial para gatitos". Otra forma de confirmar si el alimento es ideal para tu pequeña mascota es revisar en la tabla nutricional si su porcentaje de proteína es superior al 30%, como la de la marca Diamond Naturals.

 

Por otro lado, la cantidad de veces que debe comer al día es diferente debido a lo joven de su metabolismo y del alto consumo de calorías. Asesórate con tu veterinario de confianza cuál es la dosis diaria que debe ingerir y divídela entre tres a cuatro porciones que le servirás a lo largo del día.

 

Y sobre todas las cosas, evita en lo posible darle alimento para gatos adultos a un cachorro. Ten presente que esto, además de otras complicaciones a futuro, puede retrasar su crecimiento y provocar que no se desarrollen tal como genéticamente está programado.

 

¿Cómo es la dieta ideal para un gato adulto?

Pasados los 12 meses de edad, ya los mininos entran a la adultez en la que, entre sus características, está el hecho de que disminuye considerablemente su actividad física. Por ello, habrá que vigilar que su ingesta no esté elevada en calorías porque podría influir considerablemente en su peso.

 

Pero esto dependerá, claro está, de la raza y condiciones físicas y externas de la mascota. Por fortuna, existe una gran variedad de productos alimenticios a la hora de escoger cuál es el mejor. Incluso detallados por edad, estilo de vida o estado de salud.

 

Un ejemplo es la marca Pro Plan, que incluye líneas especiales para gatos con sensibilidades alimentarias y con antecedentes de enfermedades en el tracto urinario. Así como para felinos mayores de siete años, cuya composición nutricional está formulada para preservar la actividad cerebral, con el fin de retrasar los signos comunes del envejecimiento y prolongar su calidad de vida.

 

¿Y si mi gato sufre de sobrepeso?

Sabemos que muchos piensan que los gatos rechonchitos como Garfield son adorables. Pero su trasfondo es realmente problemático puesto que significa que el animal está ingiriendo muchas más calorías que las que en realidad consume. Sin contar todas las deficiencias de salud que esto acarrea.

 

cual-es-la-mejor-comida-para-mi-gato4

 

Sin embargo, la solución casi siempre no se trata de disminuir las porciones de comida, ya que esto puede provocar que el gato no se nutra lo necesario y hasta generarle irritabilidad.

 

Entonces, si tu peludo está pasado de kilos (que no se le pueda palpar con facilidad las costillas), debes elegir alimentos concentrados que sean altos en proteína y fibras y bajos en grasas, los cuales además suelen venir especialmente formulados para reducir la sensación de vacío en el estómago. Lo que hará que tu gato tarde más tiempo en sentirse hambriento.

Debes leer --> Sedentarismo, causa de la obesidad en las mascotas 

 

Entre las recomendaciones de Sánchez, está la marca Hills, una de las medicadas oficiales para bajar de peso: “Ya cuando la mascota llegue a su peso ideal, se le puede mantener con alimentos light, que esos sí lo tienen casi todas las marcas”.

 

Comida húmeda vs. Alimento seco

Seguramente alguna vez te habrá llegado la duda a la cabeza de por qué existen estas dos opciones de comida y cuál será la mejor para su nutrición. En sí, su mayor diferencia está en la cantidad de humedad que contienen. Pero ambas tienen sus propios beneficios.

 

En el caso de la comida húmeda, su mayor virtud es que ayuda a que tu gato aumente su consumo de agua. Su textura suave, además, facilita su ingesta; ideal para aquellas mascotas que tengan dificultades al comer como problemas dentales o bucales. También, al ser raciones individuales, se evita que el gato consuma de más entre comidas y su gran cantidad provoca que se satisfagan rápidamente y por buen tiempo. Por otro lado, sus variados aromas y texturas, como los de la marca Chunky, podrían resultar más tentadores para aquellos felinos con paladares más difíciles.

 

Mientras que la mayor ventaja del alimento seco es que su conservación puede ser muchísimo más prolongada. También, gracias a su textura crujiente, ayuda a mantener los dientes limpios del gato y fomenta la práctica de masticar. Su diseño en forma de croquetas es cómoda para su ingesta y no va a dañarse si se deja en el plato por varias horas; una opción muy favorable para aquellos dueños que permanecen mucho tiempo fuera de casa y no pueden programar un horario de comida en el que puedan acompañar a su gato hasta que finalice.

 cual-es-la-mejor-comida-para-mi-gato3

Horarios de comida vs. Que el gato coma según su disposición

Si bien el texto apunta hacia lo que es más beneficioso para tu mascota, este renglón, sin embargo, es completamente subjetivo. La forma en cómo se le va a servir la comida dependerá de la disposición del dueño y de lo que el gato ya esté acostumbrado.

 

En general, los felinos domésticos comen hasta sentirse satisfechos y pueden administrar su alimentación a lo largo del día, aun cuando su plato permanezca lleno en todo momento. No obstante, también existen aquellos que comen compulsivamente y si tu gato es uno de ellos, lo mejor sería suministrarle ciertas cantidades de alimento en horarios puntuales.

 

Para ello, consulta con tu veterinario de confianza cuál es la porción de comida que debería consumir tu gato en un día y sepárala en dos o tres porciones, cuya última sea justo un poco antes de la hora de dormir. Si al cabo de un rato no se la consume toda, retírala y deja su plato vacío hasta que le toque nuevamente comer.

Te puede interesar --> 9 pasos para ciudar a tu gatito

 

Para tener en cuenta:

*Al momento de comer, los gatos se fijan en la palatabilidad de lo que consumen. Es decir, dependiendo de cuán grato sea dicho alimento en su paladar, estos decidirán si comerlo o no. De igual forma, un buen aroma también influirá considerablemente en el disfrute de la comida. Y, por supuesto, que tenga un buen sabor será fundamental; sobre todo porque las papilas gustativas de los gatos tienen marcadas peculiaridades. Como el hecho de que su sensibilidad hacia los sabores amargos es hasta 400 veces mayor que el de los perros, pero no tienen las papilas necesarias para degustar los sabores dulces.

 

*Evita en lo posible darle alimentos de consumo humano a tu peludo, por mucho que te llegue a pedir. En especial leche (sí, la televisión nos ha engañado porque la mayoría son intolerantes a la lactosa –lo que podría provocarles intensas diarreas–), vísceras de pescado, chocolate (que en grandes cantidades pueden acelerarles el ritmo cardíaco, facilitarles diarreas, vómitos, coma y hasta la muerte), cebolla, cafeína y aguacate. Lo que sí podrías darle sin afectar su salud y sin generar un desbalanceo en su nutrición, es variedad de frutas y verduras. Tales como: manzanas, peras, melocotones, melón, sandía, zanahoria, brócoli, lechuga, espinacas, calabaza o guisantes.

 

*Siempre procura que tenga a su disposición agua fresca en un recipiente limpio. El organismo de los gatos necesita buenas dosis de agua para una correcta digestión, absorción, circulación y transporte de nutrientes, así como para la constitución de tejidos y para regular su temperatura corporal. De hecho, el agua es incluso mucho más importante que su alimento, puesto que estos pueden pasar largas cantidades de tiempo sin comer pero no sin consumir líquidos. Si tu gato come solo cimida seco, deberá ingerir el doble de agua con respecto a su cantidad de comida. Pero si consume alimento húmedo, lo más probable es que tome menos agua.

 

*Finalmente, y lo más importante, es que aunque en el mercado se desborden las opciones de alimentación para tu gato, siempre ten en cuenta que la última palabra –efectivamente– la tendrá tu mascota. Considerando cuáles lo benefician más, lo siguiente será observa cuál de estas es la que más disfruta y tendrás la respuesta al momento de elegir. ¡Buen provecho para ambos!

 

 


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos