ventajas de tener un gato


Siempre habrá alguien esperándote en casa

Los gatos son independientes, no requieren atención permanente y la mayor parte del tiempo permanecerán alejados, pero siempre estarán ahí cuando llegues a casa.

 

Dependen de ti

Atenderlos y quererlos se convierte parte de la responsabilidad como señal de aprecio. Antes de que puedas pensarlo, te verás comprando sus juguetes, poniéndole un collar o haciendo modificaciones en tu hogar para que se sienta más cómodo.

 

Son un universo por descubrir

Además de ofrecerte su gran compañía, los gatos despiertan la curiosidad de los espectadores, y son tan curiosos que pueden sacarte de la rutina, o convertir un día gris en uno lleno de sonrisas.

 

Mascotas “Low cost”

Puedes brindarles alimentos de altísima calidad, ya que las cantidades que consumen son pocas, lo cual los mantendrá sanos y reducirá las visitas al veterinario. Además, su rutina y forma de vida hacen que sean excelentes habitantes de apartamento. Un gato puede quedarse tranquilo en casa mientras tenga acceso a alimento y agua y su entorno tenga varios lugares donde pueda afilar sus uñas y esconderse.

 

Mejoran tu salud

Los gatos ofrecen varios beneficios a tu salud ya que su presencia ayuda a liberar el estrés y a estabilizar el ritmo cardíaco. Además de prevenir enfermedades cardíacas, hacen que tus  problemas diarios sean más llevaderos.

 

Se convierten en parte del hogar ràpidamente, nos inspiran, nos esperan y nos dan compañía en cualquier momento del día.