Gatos con actividad baja

 

Los gatos que viven dentro de casa tienen cierta tendencia a sufrir enfermedades derivadas del sedentarismo, y otros problemas relacionados con la baja actividad física.

Consecuencias del Sedentarismo

Uno de los problemas más comunes es la obesidad, que en gran parte se debe a que el gato no tiene que realizar grandes esfuerzos para conseguir comida, porque la tiene siempre a su disposición. Todo esto se convierte en un círculo vicioso; la obesidad fomenta el sedentarismo y viceversa, aumentando el riesgo de sufrir otras enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial, problemas cardiorrespiratorios, artrosis, etc. La obesidad en los gatos también puede favorecer la aparición de problemas en las vías urinarias.

Consideraciones de alimentación

Para evitar que se presenten estos problemas, debemos tener en cuenta la cantidad de comida  que ingiere nuestro gato al día, y brindar a diario lo requerido para su peso. Las opciones son variadas, y puedes encontrar alimentos light, bajos en grasa y ricos en fibra que reducen las posibilidades de engordar en gatos sedentarios, o castrados, cuyo metabolismo requiere atención especial.

Ejercicio y juegos

Además de controlar la alimentación, para prevenir la obesidad y evitar el sedentarismo en los gatos debemos crear rutinas de juego con ellos. Podemos hacer que corra detrás de algún juguete, haciéndolo saltar para atraparlo. También podemos ponerle comida en un sitio de difícil acceso, o instalar superficies en lugares altos de la casa, donde pueda trepar y jugar. Los gimnasios, túneles y hamacas son geniales!

 

juguetes para mi gato