Muchas veces estás sentado en el comedor y tu perro con esa mirada particular pone su cabeza en tu regazo pidiendo un bocado. O tu gato salta encima de la mesa y trata de meter su hocico en tu plato. Estas situaciones pueden parecen una manera de consentir a tu mascota, pero ten en cuenta que un perro o gato con sobrepeso es una mascota poco sana.

 

1. Habla con tu veterinario

Si no estás seguro si tu mascota está bajo las condiciones adecuadas de peso, siempre consulta primero a un especialista. El es la persona idonea para recomendar una dieta para tu perro o gato.

 

2. Ten en cuenta las porciones

Las porciones son siempre muy importantes y determinan la buena alimentación de tu mascota, teniendo en cuenta su peso y edad. Las porciones tienen variaciones que debes tener en cuenta, incluso entre un alimento y otro. Obviamente un perro pequeño come menos que un perro grande, y mientras un gatito come menos que un gato adulto, come más veces en el día.Comida y Snacks para Perros

 

3. Los snacks tienen límites

A todos nos gusta que nos consientan, solamente debes recordar que los snacks son un placer que no reemplaza el alimento. Puedes pensar en una zanahoria para tu perro, incluso algunos gatos disfrutan de este vegetal. Los "treats" son parte de conocer a tu mascota y generar un vínculo que parte de lo emocional.

 

4. Entiende a tu mascota desde el inicio

Muchas veces cuando las personas adoptan o comprar un perrito, llegan a casa llenos de hambre y ansiedad, por la dieta que tal vez llevaban. Así que en vez de cumplir todos sus caprichos, pasa tiempo con ellos.

 

5. Haz ejercicio con tus mascotas

Salir a caminar con tu perro es un excelente ejercicio para ambos. Además puedes salir al parque y jugar con una pelota. Si tienes un gato, también puedes ser creativo a la hora de proveerle a tu gato un ambiente lleno de actividad, del cual tu debes hacer parte.

 

6. Cualquier cambio debe ser lento

Como con cualquier dieta, debes comenzar despacio. Si vas a reducir la porción del alimento hazlo de manera gradual, sin presionar a tu mascota para que coma. Si vas a realizar un cambio de alimento por completo ten en cuenta que al menos debe durar 5 días, para que no genere ningún traumatismo en el organismo de tu mascota.

 

7. Asegúrate que tu mascota siempre tenga agua

Debes tener en cuenta el tamaño de bebedero y la limpieza del agua. Los gatos, sobre todo, son muy detallistas con la limpieza del agua y la comida.

 

8. Ten cuidado si tienes más de una mascota

Si en tu casa tienes un perro y un gato, puedes alimentar a tu gato separado de tu perro. Si tienes dos perros, ten en cuenta su personalidad, e identifica si prefieren comer solos. 

Nunca permitas que ninguno coma del plato del otro, cada uno debe tener su comedero y su espacio.

Sin importar los consejos de otros, las recomendaciones, tu mejor aliado siempre va a ser el veterinario, quien va a identificar la causa del sobrepeso, y tendrá a la mano la solución más adecuada.

Ten en cuenta además que debes seguir las indicaciones del veterinario en cuanto a horarios, porciones y recomendaciones, nunca influencies una dieta con comida casera, la sal, harinas y azúcares, además de generar problemas de peso pueden generar daños en hígado y riñón.