El pelo del gato funciona como una capa protectora frente a los agentes del medio que puede generar infecciones o enfermedades.
Por eso siempre ten en cuenta que un pelo brillante demuestra muchas veces la salud de tu gato.

Para cuidar el pelo de tu gato debes tener en cuenta:
- Alimento
Un buen alimento, con los nutrientes adecuados ayuda a proteger el pelo de tu gato. Tu mascota necesita aceites esenciales como omega 3 y 6 y proteía que lo nutra.
- Evita el sobrepeso
Aunque no lo creas es una condición muy común en gatos y dependiendo de la gravedad hace que a tu gato se le dificulte limpiarse.
- Calendario de antipulgas
Mantener a tu gato libre de parásitos externos permite que las condiciones del pelo sean las mejores y vas a evitar que tenga un pelo opaco y sin brillo.
- Baño
Como parte de la rutina de higiene debes incluír el baño solo cuando sea necesario puesto que puede resecar el pelo de tu gato.
- Cepillado
Escoge el cepillo adecuado para el tipo de pelaje de tu gato. Esta acción además de remover el pelo muerto nutre la piel de tu gato.
Cepillar a tu gato de manera regular te permite además encontrar cierto tipo de lesiones que son alerta de una piel poco sana.

En los períodos de muda hay que intensificar los cuidados para eliminar los pelos muertos, los gatos de pelo largo echan muchísimo pelo, se debe usar un guante de masajes de caucho, para los de pelo corto el guante debe ser de gamuza. Comience a cepillar desde el cuello hacia atrás, la espalda la cola, ponga atención al cepillar las patas traseras que es una parte muy sensible del gato

El los períodos de cambio de pelo los cuidados deben ser mayores para eliminar el pelo muerto y evitar las bolas de pelo. Puedes comenzar a cepillar a tu gato desde el cuello hacie atrás, luego la espalda y la cola.
Si a tu gato le gustan las caricias utiliza un guante de masajes.