cuidar-gatitos

En primer lugar queremos felicitarte, tomar la decisión de llevar a un nuevo amigo a casa es muy valiente. Tener un nuevo miembro en la familia puede ser muy emocionante, pero también es todo un reto, no solo para el dueño sino para quienes viven con él.

 

Nunca estará de más repasar esos consejos o tips que hacen de la adopción de un nuevo amigo peludo, algo sin comparación. No importa si eres un dueño que apenas se estrena en el mundo de las mascotas o si eres un dueño experto, si le das todos los cuidados a tu gato bebé, lo educas y además lo socializas de forma adecuada cuando está en esa etapa, tu gatito contará con un excelente estado de salud, además de tener conductas de comportamiento apropiadas durante su vida.

 

En Ciudaddemascotas.com trabajamos a diario por educar humanos para que sus mascotas sean felices, por eso queremos contarte acerca de 9 pasos que puedes seguir para cuidar de tu gatito:

 

Paso #1 Verifica la edad de tu gatito

La edad de un gato indica mucho más que un número de meses o años vividos, de hecho este es un factor determinante para su salud. Por ejemplo, durante las ocho primeras semanas de vida, los gatitos tienen necesidades muy específicas en cuanto a su desarrollo. La mayor parte de los criaderos y refugios de animales, prefieren no librear a sus gatitos hasta que estos tengan por lo menos de 10 a 12 semanas de vida.

 

Recuerda, en caso de que llegues a encontrar a un gatito de menos de 8 semanas, es importante que acudas de inmediato al veterinario para que él lo valore y así tú puedas tener instrucciones claras y precisas para atenderlo.

 

Paso #2 Encuentra a un buen veterinario

Si aún no conoces a un veterinario, puedes pedir referencias a tus amigos con mascotas o al refugio donde adoptaste a tu felino. Contar con la ayuda de un profesional en el tema siempre será muy importante, en Ciudaddemascotas.com contamos con un equipo de veterinarios que siempre estará a tu servicio con solo levantar la bocina del teléfono. También contamos con el servicio de Visita veterinario a domicilio para la ciudad de Bogotá.

 

Paso #3 Pregunta todo lo que necesites

En la primera visita al veterinario con tu gatito, él lo evaluará con el fin de descartar cualquier tipo de problema de salud común, incluyendo posibles defectos de nacimiento, Leucemia felina o parásitos. Así mismo, esta primera consulta es la mejor oportunidad que tienes como dueño novato de despejar todas las dudas que hasta el momento te acompañen. Pregunta todo lo que necesites saber, aquí te sugerimos algunas de esas preguntas que nunca estarán de sobra:

   - ¿Qué tipo de alimento debo darle a mi gatito? ¿Cada cuánto tiempo? ¿Qué ración debo darle?

   - ¿Cómo puedo controlar parásitos como pulgas y garrapatas? 

   - ¿Cuáles son los síntomas comunes de una enfermedad?

   - ¿Cuándo es seguro presentar a mi gato otros animales? ¿Cómo debo hacerlo? 

   - ¿Cuándo debo programar mi próxima cita al veterinario? 

   - ¿Cuándo debo esterilizar o castrar a mi gatito?

   - ¿Mi gatito debe estar dentro o fuera de casa?

 

Paso #4 Compra alimentos de calidad

Alimentar a un gatito no es una tarea simple, no se trata de ir a comprar cualquier tipo de concentrado y darle de comer. Durante su etapa de crecimiento todos los gatitos necesitan una mayor cantidad de calorías y nutrientes que los gatos adultos. Una de las formas más sencillas de asegurarte que tu gatito reciba la mejor nutrición es comprando marcas renombradas en el mercado y que estén formuladas completa, equilibrada y específicamente para gatitos.

 

Paso #5 Programa un horario de alimentación

Para que puedas estar seguro de saber exactamente cada cuánto alimentar a tu gatito, es importante que le preguntes a tu veterinario, para que él pueda guiarte con respecto a la cantidad y la frecuencia con la que debes alimentar a tu felino. Por lo general para gatitos de 3 a 6 meses de edad, la mayoría de veterinarios recomiendan alimentarlos hasta tres veces al día, una vez alcanzan los 6 meses, puedes reducir la frecuencia a dos veces por día.

 

También, es de vital importancia que tu gatito cuente con una fuente de agua potable permanente, y recuerda, por ninguna razón le des leche, culturalmente tenemos la creencia de que los gatos son amantes de la leche, pero esto no es verdad. Desafortunadamente su sistema digestivo no cuenta con las enzimas necesarias para digerir adecuadamente la lactosa, por lo que si le das leche corriente, es decir cualquier otra que no sea la de su madre, muy seguramente tendrás a un gatito con diarrea.

 

Paso #6 Déjalo socializar

Una vez que has llevado a tu gatito al veterinario, y este ha descartado cualquier enfermedad, lo ha desparasitado y de paso le ha puesto todas las vacunas correspondientes, es seguro para tu gatito empezar a interactuar con nuevos amigos felinos y humanos también. Además, en caso de no haber empezado a jugar con él, este es un buen momento para establecer n un lazo fuerte. Si tienes hijos, es importante que estés muy pendiente de ellos cuando jueguen con el gatito, puesto que por ser un animal pequeño puede ser muy frágil y a veces lo niños no saben medir su fuerza.

 

Paso #7 Prepara una habitación

Antes de llevar a este nuevo integrante de la familia a casa, es muy bueo que logres ambientar un espacio para él, donde tengas juguetes, rascadores, móviles colgantes, además de su arenera, cama, gimnasio y sus platos de agua y comida. Enriquecer su espacio lo hará sentirse más cómodo y le facilitará la adaptación.

 

Paso #8 Identifica signos de enfermedad tempranamente

Desafortunadamente, los gatitos jóvenes son susceptibles a una serie de enfermedades. Si observas que tu gatito no tiene apetito, no aumenta de peso o reduce mucho, presenta vómito, tiene diarrea, está letárgico y estornuda con frecuencia, debes contactar de inmediato a tu veterinario.

 

Paso #9 Equípalo con todo lo que necesita

Aun cuando los gatos pueden ser animales discretos, todos necesitan como mínimo 10 cosas para mantenerse feliz:

   - Alimento de calidad, específicamente formulado para gatitos 

   - Collar de identificación o un microchip 

   - Platos de comida y agua, preferiblemente de metal o cerámica 

   - Una arenera y por supuesto su arena sanitaria 

   - Una cama para gatos cómoda y caliente 

   - Un cargador o guacal

   - Un rascador  

   - Juguetes para gatito que sean seguros, es decir que no contengan piezas pequeñas que tu gatito pueda tragar 

   - Un cepillo para gatos

   - Un cepillo dental para felinos y crema dental específicamente para ellos también.

 

Debes leer --> Lo que debes saber cuándo educas a tu mascota

También te puede interesar --> Cómo entrenar a tu gato para que sea manejable


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos