Llevar una mascota a casa es un desafío. Uno que no será fácil, que requerirá mucho amor, esfuerzo y dedicación, pero ante todo, una preparación previa. Que tu peludo no te coja fuera de base, hay ciertas cosas que debes tener en casa cuando llegue el momento.

Alimento

Ya sabes qué alimento le darás a tu mascota? No te dejes llevar por los comerciales de televisión, la elección del alimento debe ser una decisión responsable producto del análisis de los nutrientes, la calidad de ingredientes, su disponibilidad en el mercado y si es apto para la edad y estilo de vida de tu mascota (cachorro, adulto o adulto mayor).

Su propia vajilla

El comedero y bebedero deben estar en casa antes que tu peludo. Para escoger, piensa primero en el tamaño de tu mascota y luego en tu hogar. Al hacer parte del entorno, deben estar en armonía con la decoración, pero lo más importante es que sean de un material fácilmente lavable y que no retengan olores, ni se conviertan en foco de bacterias. Utensilios de porcelana o acero inoxidable son los más utilizados.

¿Dónde va a dormir?

“En mi cama” es una respuesta muy obvia, verdad? Cuando llevas a casa un cachorro, sientes el impulso de tenerlo en brazos todo el tiempo, pero por su bien, debes darle su espacio. La cama puede llegar a convertirse en la posesión más preciada de tu mascota, y será el lugar a donde irá cuando esté castigado, cuando se quede solo, o cuando quiera descansar. Consigue una acorde al tamaño y dale un premio cuando la utilice. Tip: Haz que duerma en su cama y en lo posible, en una habitación diferente. Así evitarás problemas como ansiedad por separación en el futuro.

¿Debería tener juguetes?

Claro que sí. Consigue dos o tres juguetes completamente distintos y obséquialos a tu mascota al llegar, él mismo te dirá cuál es su favorito. Los juguetes lo mantienen ocupado y le dan una alternativa en caso que vayas a regañarlo por morder tus zapatos. Si no tiene sus propias cosas, no sería justo que lo reprendieras por morder las tuyas.

Peludos relucientes

Puedes adquirir a tu mascota en un criadero elegante, donde te lo entregan limpio y perfumado, o puedes rescatarlo de la calle en pésimas condiciones. En cualquier caso, deberás tener a mano: Champú, cepillo para el pelo, cepillo de dientes, crema dental para mascotas y bolsas sanitarias. Al mantener a tu mascota y su entorno limpios, la haces fácilmente aceptable dentro de tu círculo social y  mantienes un ambiente de sana convivencia con tu familia y vecinos.