Entendiendo a tu gato

Algunos gatos riegan su arena, usan las materas y en algunos casos ni siquiera llegan a entrar a su arenera! Si te ha pasado, no debes desesperarte, es cuestión de identificar la causa con paciencia. Los gatos son meticulosos, quisquillosos y muy sensibles. Prueba con aromas distintos, o incluso arenas sin aroma. La textura también es un factor importante. Mientras unos gatos prefieren las arenas finas, otros se sienten más cómodos con texturas tipo piedra o gel.

¿Es importante la arenera?

Entre tantas opciones a veces es difícil elegir. Algunos propietarios prefieren las areneras cerradas, que limitan la propagación de olores desagradables, y permiten privacidad al gato al momento de usarlas. También existen areneras descubiertas, y areneras automáticas que te ahorran trabajo a la hora de la limpieza, pero no olvides que al final quien tiene la última palabra es tu gato.

Arenera plástica descubierta: es la más común y puedes encontrarla en diferentes tamaños y colores. Son fáciles de limpiar, económicas y no retienen olores.

Arenera plástica cubierta: le da a tu gato mayor privacidad. Algunas cuentan con un filtro que atrapa el olor. Es muy importante limpiarla de manera constante para evitar que haya malos olores. Los gatos preferirán utilizar otros lugares antes de usar una caja sucia.

Arenera eléctrica: retira los residuos de manera automática mediante un sensor. Puede llegar a ser un poco costosa, pero es una excelente opción para propietarios muy ocupados o con trabajos muy estresantes.

¿Cómo escoger la arena?

No te pierdas entre todas las opciones, aquí lo realmente importante es estar dispuesto a hacer un ejercicio de ensayo y error. Tu gato será quién decida.

Arena aglomerante (Scoopable): es la favorita de muchos, debido a que solo se retira la arena que se ensucia, y el resto permanece intacta. Forma una especie de piedra cuando los residuos tocan la arena, que se retira como una sola pieza.

Arena sintética: elaborada con cristales o perlas de sílice, absorben la orina y los excrementos líquidos neutralizando el olor.

Arena ecológica: es biodegradable y ayuda a que los desperdicios se compacten para que sean separados fácilmente. Cercana a lo natural, el nivel de aceptación en los gatos es alto.

Tips para tener en cuenta

  • La arenera debe ser lo suficientemente grande para que el gato este cómodo.
  • La arenera debe sustituirse cuando el suelo se deteriore por los arañazos del gato.
  • Debes limpiar la arena al menos una vez al día con una pala. Desecha toda la arena frecuentemente según necesidad y reemplázala por arena limpia. Lava y desinfecta la arenera antes de cambiar la arena.

 

Siguiendo estas recomendaciones y entendiendo las preferencias de tu mascota, ni siquiera deberás preocuparte por enseñarle. Si le entregas un ambiente en el cual se sienta cómodo, todo será muy sencillo. Puedes apoyar el aprendizaje con premios para reforzar las conductas que te agradan.