estrés en los gatos


¿Cómo reconocer la ansiedad?

 

Dependiendo del estímulo que la genere y su intensidad, el estrés aparecerá como una pérdida del control ante cualquier variación en el entorno. Cambios normales para el dueño como una mudanza, la llegada de una nueva mascota, nacimiento de un bebé, visitas de extraños, mala relación con algún integrante de la familia y soledad, entre otras, son los principales estímulos que afectan a los gatos domésticos.

 

Causas de estrés

 

Enfermedades, obesidad, parásitos, procedimientos quirúrgicos, fallecimiento o ausencias prolongadas de su amo pueden ser el detonante. Siempre es conveniente consultar a un profesional  para descartar que el estrés sea producto de un proceso patológico oculto. Una vez descartado, debes proceder a identificar la causa y tratar el problema comportamental.

 

La llegada de otro animal a la casa, cambios en la ubicación del mobiliario o limpieza del hogar con productos fuertes pueden eliminar las marcas feromonales que los gatos realizan deslizando su cuello sobre los muebles, dejando al gato desorientado dentro del hogar. Si las marcas desaparecen, el animal tiende a reemplazarlas con emisiones verticales de orina conocidas popularmente como “Spraying felino”, de esta manera "recupera su territorio".

 

 

Signos de alerta

 

No todos los gatos reaccionan igual, pero si encuentras cualquiera de estos signos de alerta en tu gato, precedidos de un cambio en el entorno, deberás prestar mucha atención:

 

  • Agitación
  • Dilatación pupilar
  • Posición enroscada
  • Pérdida excesiva de pelo
  • Aspecto descuidado o exceso de acicalamiento hasta llegar a arrancarse el pelo (los dos extremos pueden indicar problemas)
  • Dermatitis Psicogénica
  • Agresividad
  • Marcación de territorio dentro de la casa
  • Deposiciones o chorros de orina fuera de la bandeja
  • Alteraciones en la piel, y rechazo al contacto humano

 

 

Algunos gatos pueden morder en forma obsesiva objetos de lana u otras telas gruesas. Un gato ansioso se mostrará intranquilo, encogido, jadeará, tendrá dilatación pupilar y perderá mucho pelo repentinamente. Un gato que habitualmente se muestra afectuoso, de forma súbita puede comportarse agresivamente, arañando y mordiendo a su dueño a causa del estrés.

 

Qué puedes hacer por tu gato?

 

Por ningún motivo se debe gritar o golpear al gato, debes entender que es un proceso estresante, y hacer ciertos cambios para minimizar el impacto del estrés. Cosas pequeñas como  poner más de una bandeja sanitaria, colocar el alimento en lugares altos donde pueda sentirse seguro, o utilizar catnip, suavizan el proceso y lo hacen menos tortuoso para tu gatito.

 

 Qué es la dermatitis psicogénica?

 

La dermatitis psicogénica es provocada por un aseo exagerado o lamido y mordisqueo compulsivo de alguna zona de su cuerpo luego de vivir situaciones estresantes. Esto puede originar problemas de piel como dermatitis, eczemas, alopecia (zonas sin pelo) y lesiones auto infligidas que pueden llegar a ser verdaderas mutilaciones. Todas estas conductas compulsivas tienen que recibir el tratamiento adecuado para cada caso en particular y la situación en que se desarrolla, generalmente, el etólogo encuentra una solución al problema, que va desde cambios simples en el entorno, hasta el uso de ansiolíticos. Lo realmente importante, es encontrar la causa con ayuda de un médico, para que sea posible instaurar un tratamiento.