alergia en perros

Causas

Los gatos pueden desarrollar alergias al estar expuestos a sustancias que inducen reacciones exageradas en su organismo. El proceso alérgico puede desencadenarse por un alimento, una sustancia con la que tuvo contacto a través de la piel, o por inhalación.

 

Síntomas

La mayoría de las reacciones se refleja en la piel, ocasionando síntomas como rascado, enrojecimiento de la piel, pérdida de pelo y acicalamiento excesivo.

En reacciones alérgicas severas encontramos caída del pelo, ronchas, costras, engrosamiento y oscurecimiento de la piel. Algunos gatos también desarrollan alergia a parásitos externos como las pulgas, signos que si son diagnosticados y tratados a tiempo, se solucionarán en poco tiempo.

 

Diagnóstico y Tratamiento

Acudir al veterinario de manera oportuna evitará complicaciones en la piel. Es necesario que el médico haga una revisión exhaustiva y personal de tu mascota, el examen físico es muy importante, y puede arrojar interrogantes que deben ser aclarados mediante otras pruebas como raspados de piel, citologías, cultivos, análisis de sangre, pruebas específicas para alergias.

 

Según el diagnóstico dado por el veterinario, se debe seguir un tratamiento. Nunca le administres medicamentos de uso humano a tu mascota sin la asesoría de un especialista. El metabolismo de los gatos es único, y los medicamentos que curan a un ser humano pueden empeorar la condición de tu gato, y en algunos casos causarle la muerte. Para reducir los riesgos, se recomienda realizar una limpieza y desinfección de tu hogar para reducir la población de pulgas y ácaros que comprometen la salud de tu gato.

 

Precauciones

En ocasiones, las reacciones alérgicas avanzan muy rápido, llegando a producir inflamación de las vías respiratorias; esto disminuye la entrada de aire y pone en riesgo la vida del animal. Por esta razón, es necesario actuar rápido, y ante cualquier síntoma que esté fuera de lo común, acudir inmediatamente al especialista.