gato-adoptado

 

Ha llegado el día en el que tu gato finalmente va a conocer su nuevo hogar. Todos están emocionados pero también un poco ansiosos. Si no te sientes completamente preparado, puedes transmitir el estrés a tu gato, y esto no es lo ideal cuando él va a pasar por un cambio. Queremos darte algunos tips muy importantes para que tu gato se sienta bien desde ese primer momento.

 

¿Te preparaste para su llegada?

Aunque creas que tu gato no tiene muchas necesidades es importante que tengas preparado lo que va a necesitar.

 

- Arenera: primero debes saber si alguna vez la ha usado o si debes enseñarle a que la use. Todo este proceso debe ser muy paciente y puede que al principio por tantos cambios se niegue un poco a usarla. Es muy importante que también escojas una marca de arena que funcione para su pelo, a veces pueden ser muy quisquillosos.


- Bebedero y comedero: es mucho mejor si escoges uno de porcelana o de metal, muchas veces los de plástico quedan con algunos olores, los cuales va a odiar. Hay algunos que tienen materiales en la base que impiden que se resbalen y tu gato va a comer cómodamente.


- Alimento: este es uno de los elementos esenciales que debes considerar con la llegada de tu gatito. Indaga un poco con tu veterinario y dependiendo de la historia y edad de tu gato escoge el alimento adecuado. Si es un gatito debes darle un alimento que cubra sus necesidades de crecimiento, como formación de articulaciones y músculos. Después del primer año debes recordar que es un gato adulto y sus necesidades de actividad han cambiado, por lo tanto necesitará más o menos energía para quemarla.


- Rascador: imagina que eres nuevo en un lugar y no encuentras nada divertido, esto puede aburrirte fácilmente y generar estrés si es tu primer día. Un rascador es un elemento muy importante para que tu gatito no solo se entretenga, deje su rastro si no que afile sus uñas, un comportamiento natural al que debes responder. Ten en cuenta que si él se siente cómodo no va a rasguñar tus superficies preferidas.


- Cepillo: uno de los momentos más importantes que puedes tener con tu gato y que genera vínculos increíbles es el cepillado, ¿a quién no le gusta que lo consientan antes de dormir? Encuentra el cepillo adecuado para el tipo de pelo de tu gato que no le cause malestar. Ayúdale a entender que esto no debe ser traumático si no relajante.


- Visita al veterinario: esta es una de las tareas más importantes que debes realizar al llevar a tu gato a casa, para asegurarte si hay alguna condición o enfermedad que pueda ser tratada desde temprano. Pide su carné de vacunación, fechas de desparasitación, antipulgas y baño. Cuídalo porque seguramente antes recibía muy poca atención. Los tres primeros días de tu gato son esenciales, porque está en un proceso de adaptación, reconocimiento y socialización no sólo con el espacio si no con todas las personas que viven en la casa. Mantén todo lo que necesite a su alcance y deja que elija el lugar donde va a dormir.

 

Enriquece el entorno de tu gato

Házlo tú mismo --> 10 juegos para gatos que puedes hacer en casa

 gato-adoptado2

- Busca un espacio donde tu gato pueda sentirse seguro pero además pueda tener el control para observar varias partes del hogar. Prepara espacios dentro de tu casa donde el coma, use la arenera, juegue y pueda descansar.

 

- A tu gato le va a encantar jugar a esconderse, un par de cajas o un contenedor pueden ser perfectos para que juegue un rato a las escondidas. Este lugar debe ser tranquilo y debe estar por fuera del tráfico de personas en el espacio.

 

- Busca si en tu casa hay algún espacio, o aperturas por donde pueda salir al explorar el exterior, no querrás que te pegue un gran susto. Verifica los sitios donde pueda enredarse con cables o estar en peligro por electricidad, es muy importante porque ellos son tremendamente curiosos y van a querer explorar.

 

- Revisa que no haya objetos en el entorno de tu gato que le generen curiosidad y que pueden causarle mucho daño. Guarda todos esos objetos.

 

- Elimina cualquier planta que pueda ser tóxica o detergentes que pueden hacerle mucho daño.

  

Ya que construiste un entorno muy seguro para que tu gato juegue, corra y persiga ratones de juguete, necesitas darle a tu gato un espacio donde pueda ser completamente él, sin miedo a un regaño.

- Rascadores para afilar sus uñas, puedes usar un poco de catnip para que tu gato lo encuentre aún más atractivo.


- Plataformas desde las que pueda observar el entorno y representar sus rutinas de casa.


- Pelotas que lo entretengan mientras corre tras ellas, las alza, las esconde hasta que decide tomar una siesta.


- Túneles que puedes hacer fácilmente en casa, invita a tu familia para que escojan los materiales, los colores las formas que quieren para este entretenido juego.


- Una de las plataformas, gimnasios, rascadores o hamacas debería estar cerca de una ventana donde además de observar puedan disfrutar del sol.

 

¿Tienes otros gatos en casa?

Te puede interesar --> El territorio de tu gato

 

Seguramente si tienes gatos entiendes un poco más de su comportamiento y de la importancia de darle a cada uno su espacio. Por esto debes presentarlos por pasos, no lo intentes de manera inmediata y sin su consentimiento, esto puede generar mucha ansiedad y demorar el proceso aún más. Puedes realizar varias sesiones dejando al nuevo gato en una habitación aparte para que los demás reconozcan su olor y lo integren dentro de su grupo social. Ellos suelen ser bastante territoriales y por eso al principio pueden tener actitudes defensivas, es muy importante que entiendas que no es un síntoma de agresividad y que no debe ser castigado, solamente dale a tu gato el espacio para que se encuentre dentro del hogar, no le causes más estrés del que ya tiene. La tolerancia de tu gato y tus otras mascotas empieza cuando entienden que no son una amenaza.

Es muy importante que desde el inicio no dejes que tu gato juegue con tus manos, para enfocar este tipo de conductas es muy funcional tener a la mano juguetes como cañas de pescar con plumas. Puedes interactuar con él a la vez que están jugando. La educación de un gatico que acabas de adoptar requiere de mucha paciencia, como ya debes saber, su historia de vida puede no haber sido la mejor y cualquier cambio le puede generar ansiedad. Compra snacks, acarícialo y hazlo sentir parte de la familia. Diviértete con tu gato, no alcanzas a imaginar lo sorprendente que puede llegar a ser con sus particularidades.

 

Debes leer --> Ventajas de tener un gato

Te puede interesar --> ¿Cómo prevenir las enfermedades de mi gato?


 

 

En Ciudaddemascotas.com te recomendamos estos productos